Habilitan el Tabay para turismo y otras localidades ajustan controles

El municipio de Jardín América resolvió abrir al público el balneario Saltos del Tabay, que permanecía cerrado desde el 30 de diciembre último por los casos de COVID-19.

15/01/2021 06:00

A partir de la evolución de los casos diarios de COVID-19 en la provincia, en los distintos municipios se van adoptando las medidas que terminan flexibilizando o bien restringiendo actividades y entre ellas se destacaron la decisión de la comuna de Jardín América de habilitar al turismo el Camping Saltos del Tabay, y la suspensión de los campeonatos deportivos durante todo enero en Salto Encantado, aunque el resto de las actividades siguen normalmente en dicho municipio.

Ayer, a través de una resolución, el intendente Oscar Kornoski “habilitó la apertura del Camping Municipal Saltos del Tabay a todos los turistas que quieran visitar o permanecer en las instalaciones, respetando los protocolos vigentes por COVID-19”.

Por su parte, el interventor de Salto Encantado, Andrés Podkowa, señaló a FM 89.3 Santa María de las Misiones que “en los últimos días no hubo casos positivos confirmados, sólo rumores. Apelamos a la responsabilidad de la población en cuidarse”.

En cuanto a las restricciones tomadas en forma preventiva dijo que están vinculadas directamente “con el campeonato de fútbol donde vienen a participar jugadores que son de otras localidades cercanas y se disputa los fines de semana. Eso se suspendió durante todo enero”.

Además, Podkowa resaltó que en la parte religiosa, en la parroquia Nuestra Señora de la Merced “el párroco tomó la decisión de suspender las misas y celebraciones por todo enero para evitar aglomeraciones. Los otros cultos restringieron los horarios y apelaron al distanciamiento. El resto de las actividades siguen normalmente, incluso en nuestro parque Salto Encantado, con el protocolo sanitario”.

Los restaurantes en Salto Encantado funcionan hasta las 23, de allí en adelante la circulación es más controlada. “No queremos ser muy estrictos pero pedimos la colaboración de la ciudadanía que lo aceptó y se adaptó a esta realidad. No hicimos toque de queda, porque la gente es consciente y acompaña”.

En Puerto Esperanza, en tanto, el alcalde Alfredo Gruber, indicó que “los últimos casos positivos de COVID-19 que tuvimos fueron hace tres días y está bastante controlado. Las familias están entendiendo más que cuando hay un contagiado deben cuidarse, algo que al comienzo fue muy difícil pero vamos progresando en ese sentido”.

En la localidad del Alto Paraná tienen seis casos activos de COVID-19 y Gruber contó que llevan el plan de contingencia a través del comité de crisis. “La policía brinda un trabajo de apoyo constante que debe hacerse para que la gente sepa que está controlada”.

 

Día a día
En cada municipio se sigue atentamente la aparición de nuevos casos diarios de COVID-19 porque de ello dependen en gran medida las decisiones de reforzar controles o bien restringir horarios o actividades.

 

En Puerto Esperanza
“Si crecen los casos positivos de COVID en nuestra localidad reduciremos los horarios. Pero los comerciantes respetan los protocolos. Sí tenemos problemas en los bancos cuando la gente viene a cobrar, con el uso del barbijo”.