Luis Di Falco: “En términos estadísticos esta es la peor época del año”

“Son días muy complicados. Hasta el 15 de enero habitualmente tenemos muchos accidentes de tránsito. Después del 15 comienza a bajar la siniestralidad. Eso es la estadística pura, antes de este año de pandemia", destacó el abogado especialista en educación vial.

01/01/2021 09:40

En el cierre de este traumático, complicado y pandémico 2020, el abogado especialista en seguridad vial, Luis Di Falco, dialogó con FM 89.3 Santa María de las Misiones sobre las Fiestas de Fin de Año, como prevenir y cuidarse en cuanto a la siniestralidad que se desprende en estas jornadas festivas; como así también las estadísticas que se manejan en Misiones; y también remarcó el tema de la educación y la educación vial, en la sociedad en general.

“En términos estadísticos esta es la peor época del año. Nosotros tenemos meses que son muy complicados. Los últimos meses del año y los primeros meses cuando empiezan las clases, febrero, marzo, son meses muy, muy complicados en materia de estadísticas”, reseñó Di Falco.

Acto seguido el experimentado profesional relató que “lo que sucede es que ahora la gente sale más; ya casi no hay restricciones, pese a que las hay todavía para poder circular. Hay más vehículos en la calle, la gente sale más, lamentablemente  y pese a las prohibiciones. Desde el inicio de la pandemia teníamos un 15 por ciento de circulación y ahora está en un 75 y 80 por ciento, por calles. rutas y avenidas. Por ahora solo está faltando más circulación camiones, que esté más liberado el tema de los colectivos y de los autos particulares”.

 

En enero: “Van a ser semanas complicadas”

Por ello anticipó algo muy importante y a tener en cuenta en la tierra colorada:  “Ahora eso lo vamos a ver en enero, por la época de vacaciones. Va a ver mucha circulación de turistas, va a ver mucho turismo interno y las rutas van a estar bastantes cogestionadas. Van a ser semanas complicadas, sobre todo el mes de enero en Misiones”.

En el cierre de este 202 comentó que en cuanto a estadísticas de fallecidos en Misiones por accidentes de tránsito: “Tenemos un estimativo de entre 120 y 130 muertos, hasta ahora. Las estadísticas oficialmente cierran el 15 de enero de cada año, según estándares internacionales, con los cuáles nos manejamos”.

Asimismo añadió que “según la Policía de Misiones el año pasado se cerró dicha estadística en 200 muertos; mientras que Luchemos Por la Vida dice 300, y hay otros datos que nos dicen 289 muertos, en Misiones.Todo gracias a la pandemia y si tomamos las estadísticas oficiales de la Policía tendríamos aproximadamente 70 muertos menos en Misiones, con respecto al 2019”.

Por otra parte, al ser consultado sobre las ciudades que tienen menos siniestros viales en Misiones, Di Falco remarcó que “Lamentablemente somos una sociedad complicada y cuando más se controla, la gente mejor se porta y hay menos accidentes y cuando más ordenado está el tránsito, menos accidente tenemos”.

 

“Nosotros tenemos dentro de la provincia lugares que son emblemáticos en materia de accidente de tránsito, pese a que están bajando los índices; Posadas, Garupá y Candelaria (Gran Posadas) es uno de los más importantes, si no el más importante en cuanto a víctimas por siniestros; luego vienen San Vicente, Dos de Mayo, San Pedro, Eldorado, Iguazú, anualmente tienen muchísimos accidentes y la gran mayoría como siempre lo decimos son en zonas urbanas; y no así como la gente lo cree que son todos en las rutas”.

“La gente que tiene accidentes de tránsito, más del 95 por ciento son locales, quiere decir que no son turistas que no conocen la ruta, que andan rápido, que se encuentran con curvas o contra-curvas. Nuestra gente, más del 95 por ciento son misioneros.Dentro de los accidentes en ruta podemos nombrar: despistes de vehículos solo o gente que pasa la doble línea amarilla, o que se adelante en una tercera trocha”, detalló el galeno misionero.

 

Las motocicletas a la cabeza de las trágicas estadísticas 

“Pero la gran mayoría que tenemos son motociclistas entre el 75 y 80 por ciento de los involucrados son motociclistas, es un índice que sube, hay cada vez más motociclistas en las calles, rutas y avenidas, y es una estadística que se mantiene o sube”, dijo lamentablemente.

 

“Son días complicados el 31 y el 1º”

En tanto, Di Falco volvió a hacer hincapié en este cierre y comienzo de año, lo cual por lo general son trágicos y a la vez tristes, en cuanto a estadísticas viales : “Son días muy complicados el 31 el 1º. Hasta el 15 de enero habitualmente tenemos muchos accidentes de tránsito. Después del 15 comienza a bajar la siniestralidad. Eso es la estadística pura, antes de este año de pandemia. Este año que comienza el gran problema que vamos a tener es el turismo interno, que se nos va a venir encima acá en Misiones”.

 

“Mas del 90 por ciento es error humano”

Por otra parte, y al ser consultado el motivo y las causas de los accidentes, dijo que “más del 90 por ciento es error humano; exceso de confianza, descuido tecnológico, uso del celular y el alcohol en un porcentaje muy importante. Es el gran tema a tratar el año que se viene en todos los municipios, para ver si logramos que más municipios se sumen al alcohol cero; o al menos que todas las municipalidades puedan tener alcoholímetros”.

 

¡Que temas!, la educación y la educación vial

En otro tramo de la charla y al mejor estilo de un profesor al frente de la clases junto a alumnos de todas las edades Di Falco reseñó con todo adusto: “Nuestro mayor problema que tenemos con el tránsito, como sociedad es el tema de la educación. La educación es lo que nos está fallando bastante, la educación y la educación vial”.

A lo que agregó: “La educación es ‘el permiso’, ‘el gracias’, el ‘por favor’, eso lo aprendemos en la casa… en la familia; Después cuando salimos en la calle y empezamos a convivir en sociedad, tenemos los que son los centros de formación, como ‘la Municipalidad’, cuando uno va a rendir los exámenes para sacar la credencial, ‘las escuelas’, donde también nos enseña algo de educación vial, eso es formación”.

“Pero la educación es cuando los padres se ponen firmes; cuando un 24 o 31, los hijos te pidan el auto y vos sabes que toman alcohol, no le prestes el auto. Es preferible que se enojen uno o dos días, pero que estén bien, a la posibilidad que sabiendo que tu hijo/a toma alcohol y sabiendo que sale con los amigos que se pueda descontrolar y que pase algún accidente que después tengas que lamentar”.

Por último y a modo de cierre este reconocido profesional misionero remarcó: “No alcohol, no alcohol al conducir. Eso es lo más importante. Si quieren tomar tomen todo, emborráchense, pero no manejen un auto”.