Empleados de comercio piden cerrar antes durante las fiestas

Desde el Centro de Empleados de Comercio piden que el jueves 24 y 31 los locales comerciales cierren a las 16 horas en Posadas. Presentaron un exhorto al Ministerio de Trabajo.

19/12/2020 09:55

Empleados de Comercio

Benigno Gómez, secretario general del Centro de Empleados de Comercio, en diálogo con FM 89.3 Santa María de las Misiones, informó que pidieron un exhorto al Ministerio de Trabajo y al Comité de Emergencia Sanitaria de la Municipalidad de Posadas para establecer que los comercios cierren a las 16 horas, el 24 y el 31 de diciembre.

“Pedimos un exhorto al Ministerio de Trabajo de la Provincia y también al Comité Sanitario de la Municipalidad de Posadas, y a otros municipios donde tenemos competencia, para que habiliten si se puede cerrar o establecer un cierre a las 16 horas. Fundamentalmente a aquellas empresas que tienen gran cantidad de trabajadores”, contó Benigno Gómez al respecto y añadió que son “tiempos difíciles y de fiesta, distinto a todo lo que conocemos”.

De esta forma pretenden que aquellas empresas que tienen mayor venta cierren a las 16 para “lograr que el trabajador esté mínimamente a las 18 en su casa”, ya que hay “trabajadores que viven en Garupá, Candelaria o en barrios alejados de la ciudad”.

Con respecto a las PyME, “que tienen número más bajos”, estos deberán “consensuar con sus empleados en el contexto siempre de crisis y de pandemia”.

A modo general señaló que “ojalá Dios quiera que la actividad que debe desarrollar el trabajador se renueve. Que se mueva el consumidor y salga a hacer las compras tradicionales que son para estas fiestas”.

También explicó que “somos trabajadores esenciales, en ningún momento tuvimos que aislarnos” y que “hay que atender cómodo con el barbijo”. Todo eso conlleva “una angustia y mucho desconcierto. Sumado a eso hay muchos trabajadores que tienen su grupo familiar que los dejan en una situación que no es la deseada en estos tiempos”.

Para finalizar expresó, con respecto al salario, que “uno está haciendo un gran esfuerzo, el empleador está vendiendo y te dice que no vendió”. Y eso, según Gómez, “genera una angustia importante y extra en estos tiempos”.