Prevención de accidentes en ascensores y montacargas

La aplicación de medidas de prevención tanto por los usuarios como por los trabajadores redundará en la disminución de accidentes por el uso o por accidentes de trabajo, por lo que los responsables de los Servicios de Higiene y Seguridad deben arbitrar las medidas necesarias para capacitar, difundir y aplicar todos los procedimientos de seguridad referidos al uso e instalación de ascensores y montacargas.

19/11/2020 13:00

La construcción, instalación y mantenimiento de ascensores y montacargas deberá reunir los requisitos y condiciones máximas de seguridad, no excediéndose en ningún caso las cargas máximas establecidas por el fabricante. Las exigencias mínimas de seguridad serán las establecidas en el Decreto PEN n.°351/79 – Reglamentario de la Ley n.°19.587 de Higiene y Seguridad en el Trabajo. Hasta que los equipos no reúnan esas condiciones se impedirá el acceso a los mismos, por medios eficaces, de personas no afectadas a su instalación.

El análisis de los factores de riesgo permite establecer medidas preventivas para evitar los accidentes.

En el caso de ascensores y montacargas se deben considerar distintos riesgos como ser:

Ambiente de trabajo

Este factor es fundamental para preservar la salud del trabajador que se desempeña como instalador o técnico de mantenimiento. Las áreas de trabajo deben ser limpias y ordenadas, con pisos construidos en material sólido sin agujeros ni irregularidades, ventiladas adecuadamente, señalizadas en forma reglamentaria y con un buen nivel de iluminación.

Riesgo eléctrico

En algunas circunstancias puede producir la muerte de la persona en forma directa por electrocución o indirecta por traumatismo o caída. Los factores que influyen son la intensidad de corriente, la frecuencia de la corriente, la tensión aplicada, la resistencia al paso de la corriente que ofrece la persona y el tiempo de aplicación de la descarga eléctrica.

Riesgo de incendio

El tipo de trabajos que se efectúa y los elementos utilizados pueden ser factores provocadores de un incendio.
Muchas de las tareas de mantenimiento son mensuales y deben realizarse en todos los equipos, independientemente de la antigüedad. Es el caso de la limpieza del bajo recorrido y el techo de la cabina, para evitar incendios si el aceite de lubricación se mezcla con los residuos.

Según la Federación de Asociaciones y Cámaras de Ascensores de la República Argentina (Facara), la mitad de los accidentes de ascensores se debe a anomalías en el mantenimiento del equipo, que involucran deficiencias en el sistema de seguridad y fallas de la instalación eléctrica.

Normas básicas para los usuarios

*No utilizar en caso de incendio, terremoto o desborde de agua que invada el hueco del ascensor.

*No sobrepasar la capacidad máxima de carga o pasajeros estipulada.

*No saltar o realizar movimientos bruscos dentro de la cabina.

*No detener el ascensor abriendo la puerta de la cabina.

*No accionar el botón o llave de parada, ni el botón de la campanilla de alarma, salvo en caso de emergencia.

*No apague la luz de la cabina, manténgala encendida para su seguridad.

*No registre llamadas innecesarias en la botonera de cabina.

*No intente salir de la cabina por sus propios medios si el ascensor se detiene entre piso, tenga calma, presione el botón de alarma y aguarde el auxilio.

*No abra las puertas hasta que esté totalmente detenido el ascensor.

*No detenerse jamás en el umbral de la cabina, aunque estén ambas puertas abiertas.

*No arroje residuos ni colillas de cigarrillos al hueco del ascensor, puede producir un incendio.

A estas normas básicas, en el marco de la pandemia de covid-19, se suman:

*Siempre que sea posible utiliza el ascensor de manera individual.

*No tocar, en la medida de lo posible, directamente con las manos las barandillas, espejos y botones del ascensor.

*Después de usar el ascensor lavarse las manos con agua y jabón.

Colaboración: Noelia S. Njirjak Técnico en Seguridad e Higiene