“Ver a toda esa gente sacando el pollo del pozo fue horrible”         

Repercusiones después de que decenas de hombres, mujeres y niños fueron captados este martes recuperando la mercadería -ya en mal estado- que fue decomisada el sábado.

17/11/2020 20:20

Fotos: La Voz de los Barrios (Facebook)

 

La periodista Kelly Ferreyra de Puerto Iguazú dialogó este martes con la FM 89.3 Santa María de las Misiones dando a conocer los detalles de lo que fue la actuación de la Prefectura Naval Argentina, que el pasado fin de semana decomisó mercadería de contrabando en la ciudad de las Cataratas; entre ellas, 1.200 cajas de pata muslo, que fueron enterradas por el SENASA en un predio municipal.

Pero la historia no termina allí, ya que en esta jornada del martes, y al tomar conocimiento de que iban a enterrar dichas cajas de pollo en mal estado, varias familias fueron a desenterrar dicho alimento a pesar del estado en que se encontraban, y en esa “cacería” por desenterrar dicha mercadería decomisada estaban mujeres y niños, lo que causó tristeza, indignación y a la vez varios interrogantes.

Kelly relató los sucesos de la siguiente manera: “Todo comenzó tras un hecho que había sucedido en un barrio llamado Altos del Iguazú. Nosotros recibimos información de que Prefectura había acorralado a un grupo de gente que hacía contrabando, pero no pudimos hablar con Prefectura y en ningún momento nos brindaron información”.

A raíz de ello, “fuimos a hablar con los contrabandistas; así con todas las letras. ¿Qué pasó?. Acá hay cosas que pasan en forma continua, no es ninguna novedad, todo el mundo lo sabe, pero si uno no tiene pruebas como periodista no lo puede dar a conocer; pero en este caso, el procedimiento de Prefectura estuvo desde el principio mal hecho”, aseguró la periodista.

Acto seguido reseñó que “la mercadería en este caso, 1200 cajas de pata muslo de pollo, más 600 u 800 cajas de aceite, estaba guardada en un depósito en un predio en Altos de Iguazú. ¿Qué hizo Prefectura? Fue y acorraló a este grupo de personas que estaban por salir en la madrugada, para despachar esta mercadería al Paraguay. Mercadería de origen Argentina y con factura Argentina. No lo hicieron, porque estaban esperando la orden y la vía libre para bajar la mercadería al río. Estas personas cobran 200 pesos para bajar la mercadería hasta el río y después los paraguayos la pasan a Paraguay

Hubo un mal procedimiento por parte de Prefectura, el cual arrancó a las 21 horas del sábado; mientras que la orden de allanamiento del juez Federal Guerrero recién llegó a las 5 de la madrugada del domingo”, denunció la periodista.

Una vez que la nota se hizo pública en los medios, desde Prefectura Naval Argentina con sede en Buenos Aires le hizo llegar a la comunicadora de Puerto Iguazú un informe del procedimiento llevado a cabo en la noche del sábado y madrugada del domingo contándole a través de un comunicado oficial el decomiso sin aval aduanero de mercaderías por más de 2 millones de pesos.

Entonces Kelly Ferreyra preguntó a Prefectura si realmente la mercaría carecía de aval aduanero, si era Argentina y con factura de nuestro país. “Para eso investigamos con Aduana, de cómo y cuándo se necesita aval aduanero. Si es Argentina no necesita aval aduanero para estar en un depósito, ya que es de nuestro país. Entonces el procedimiento estuvo mal hecho desde el principio”.

Este lunes el dueño de los pollos fue a reclamar por la mercadería a Prefectura Naval Argentina y la fuerza lo derivó al SENASA.

“SENASA enterró los pollos recién hoy martes en un predio municipal, con personal y camiones municipales, que está en las 2 mil Hectáreas. Te juro que se me hace un nudo en la garganta ver a cesa gente sacando el pollo podrido del pozo para llevarse a comer”.

El pollo estaba desde el sábado, estaba podrido ya hoy perdió la cadena de frío. Pasaron varios días. Si el mismo sábado Prefectura y el juez hubieran ordenando repartir dichos pollos a los distintos comedores que hay en Iguazú y que hay gente que va a dar comer a gente en las 2 mil hectáreas, como es mi caso personal y sé lo que pasa en las 2 mil Hectáreas”, describió la periodista.

Por último, Ferreyra reflexionó “por qué no dieron esos pollos antes de que se pudran. En un decomiso que está mal hecho, porque no pueden decomisar mercadería Argentina. Es triste el final de todo esto. Porque la verdad ver a toda esa gente sacando el pollo del pozo fue horrible”.