Consideran que se debe controlar la piscicultura

Remarcan que se debe cuidar el recurso hídrico de la misma manera que se trabaja con la selva. Al mismo tiempo analizan cómo abordar la temática.

15/11/2020 08:55

La emergencia hídrica en estos últimos meses se hace notar. En varios municipios ya padecen la falta de líquido y analizan cómo abordar la problemática. Pero no sólo se trata de la falta de lluvias, sino que consideran que el humano también juega un papel importante en la escasez del agua.

La presidenta del Instituto Misionero de Biodiversidad (IMIBIO), Viviana Rovira se refirió sobre la actividad de la piscicultura y las represas que se construyen en las chacras.

“Hay gente que se adueña de los cauces de los arroyos y de las cuencas para armar una represa porque tienen piscicultura”, advirtió.

En diálogo con FM 89.3 Santa María de las Misiones, la funcionaria indicó que “es un tema importantísimo y creo que en este momento, cuando hay emergencia hídrica, se debe tomar conciencia, porque siempre hablamos del que tira el bosque, pero hay gente que se adueña de los arroyos”.

En este contexto, explicó que “existe quien arma una represa porque tiene que poner piscicultura o darle agua al ganado, sin embargo los que están bajo la cuenca no reciben el agua o sólo lo hacen por ‘hilitos’”.

En este punto, comentó que “estuve hablando con la gente del EPRAC (Ente Provincial Regulador de Agua y Cloacas) porque ellos son los que deben cuidar esto y estamos viendo cómo trabajamos en conjunto”.

“Hay gente que hace una represa chica, pero para eso debería pedir permiso. Es necesario entender que hay que cuidar las nacientes que van al río Uruguay y al Paraná”.

Consideró que “así como exigimos que no se desmonte, hay que tener las mismas observaciones con el agua”.

Al mismo tiempo agregó que “no critico y me parece maravillosa la actividad de la piscicultura, pero no puede haber emprendimientos por todos lados, quieren tener todo en la chacra”.

En esta línea Rovira dijo que “es necesario saber qué volumen de agua necesita cada productor. No podemos dejar sin agua al que está debajo de la cuenca”.

Indicó que “se debe ver cómo trabajar con esto. Es un momento clave y de mucho impacto”; y al mismo tiempo agregó que “el agua es un recurso finito”.

“La parte hídrica no aguanta y con estos calores la tierra está seca y se quebraja”.

En tanto y para reforzar su tesis, argumentó que “en otros países no te permiten hacer una represa”.

 

Leyes

Por otro lado, la funcionaria habló sobre las leyes y dijo que “existen y se tienen que cumplir”.

Recordó su paso por el Ministerio de Ecología y expuso que “lo que queríamos es que se penalice porque hay muchos que pagan (las multas) pero el daño ambiental no se revierte”.

“Creo que es algo que nos toca a todos porque a veces hacen daño a la naturaleza sin darse cuenta. Esto es un tema de trabajo de concientización”.

Detalló que “hay 127 leyes ambientales y 86 áreas naturales protegidas. Se hizo mucho para tener esto y hoy estamos orgullosos”.

En esta línea, la presidente del IMIBIO habló sobre la región y dijo que “tenemos la mayor biodiversidad el país porque casi el 53% del contenido nacional está en nuestra selva paranaense”.

Expuso que “este es el único relicto que hay en el mundo continuo de toda esta mata atlántica interior”.

En este punto, recordó que “a fines del siglo XIX se tenía 80 millones de hectáreas y hoy tiene un tercio de continuo que es nuestra selva y el resto son pequeños montes en Paraguay y Brasil. Pero nosotros en realidad estamos en un punto caliente. Son 36 puntos los que se deben cuidar y uno de esos es Misiones”.

 

PISCICULTURA. La actividad se realiza en varias chacras misioneras y está en crecimiento en esta etapa.

Banco y resguardo

Por otro lado explicó cómo se trabaja en el Instituto. “Lo dividimos en diferentes áreas, por un lado está la de biodiversidad y salud. Estamos haciendo un biobanco que será para almacenar toda la genética de la fauna flora y funga”.

También comentó que “la genética humana es muy importante para nosotros y se está trabajando muy fuertemente”.

Es así que remarcó que “se está desarrollando un censo para saber cuánta fauna nativa tenemos y cuál es nuestra biodiversidad”.

“Este es un trabajo muy arduo que se está haciendo en campo y en el instituto”, señaló.

“Estamos trabajando con biodiversidad y sociedad, enseñándole a la gente a ver los hongos que hay en la provincia, pero además estamos instruyendo sobre de cómo se pueden cultivar y cosechar”, explicó la funcionaria.

En cuanto al banco dijo que “hay muestras, tenemos cámaras frigoríficas de menos de 90 grados y menos 80. Justamente tenemos la primera etapa del instituto y ahora viene la segunda donde va a estar el verdadero biobanco”.

“Los mismos genetistas van trabajando y tenemos firmados convenios con diferentes organismos y fundaciones a nivel país, entonces se sabe lo que se tiene”, comentó Rovira.

 

Trabajo de almacenamiento en la facultad de Forestales

En la Facultad de Ciencias Forestales de la UNaM cuentan con un banco de semillas. En su momento, la ingeniera Beatriz Eibl expuso que “el objetivo es mostrar de qué manera se debe guardar las semillas para que se mantengan vivas”.

A la vez, explicó que “no funcionamos como un banco que guarda el germoplasma vegetal de la selva misionera. Sino que a través de las investigaciones se obtiene informaciones de cómo guardarlas”.

En la selva misionera hay más de 30 mil especies vegetales, pero se trabaja con las más representativas, vulnerables o en peligro de extinción. Entre ellas, la araucaria, el palo rosa, el palmito, la mora amarilla y el incienso. “Tenemos material guardado desde hace más de diez años. Se evalúan si continúan vivas o no las semillas”, manifestó

Detalló que otra forma de guardado es hacerlo como planta. “En nuestro vivero experimental estamos haciendo el banco de plantas. En este caso, se las resguardan por cuatro o cinco años”.

En cuanto al almacenado, deslizó que “se ponen en envases sellados herméticamente y en frío; es decir que se baja la humedad de la semilla para que respire lo menos posible. En algunos casos, la humedad alcanza el 2 o 3%”.