Aplican subas de hasta el 20% en los precios de frutas y verduras

El tomate, morrón, zapallito y los cítricos fueron los más afectados por las variaciones. Algunos productos bajaron y otros se mantuvieron. Advierten por posibles faltantes.

02/11/2020 07:49

VARIACIONES. Los comerciantes advierten que el reajuste constante se debe en parte a la sequía.

En los últimos días se registró un notable aumento en los precios de frutas y verduras que en algunos casos se elevaron hasta un 20%.

Si bien hay productos que se mantienen con el mismo precio como las hojas verdes y la cebolla, algunos otros pocos bajaron como el caso del tomate, el morrón y el zapallito que semanas atrás alcanzaron valores siderales. El kiwi, la frutilla y el limón entre los más costosos y solicitados.

Los comerciantes advierten que el reajuste constante se debe en parte a la sequía que afectó a las producciones, no sólo a las de Misiones sino también a las de otras provincias.

“Cuando hay sequía las cosas aumentan, faltantes también tuvimos sobre todo de verdes por ese mismo problema. Sobre todo de las hojas que vienen de otras provincias, como la espinaca, se consiguen pero con altos precios”, expresó a PRIMERA EDICIÓN, Mirian Benítez, antigua locataria del Mercado de Villa Urquiza.

Observó que “un producto que había incrementado mucho el precio en las verdulerías fue el tomate grande, ahora lo tenemos a 60 pesos el kilo, cuando antes estaba 200 pesos, el perita nunca bajó y hoy está 100 pesos. El morrón también bajó un poco, ahora está 200 pesos el kilo del rojo y 150 pesos el verde, anteriormente había llegado hasta los 400 pesos el kilo, empezaremos a tener de la zona pero todo depende del clima”, remarcó.

Manifestó que algunos precios se mantienen altos debido a que la producción proviene de otras provincias como es el caso del choclo cremoso, de Santa Fe, que está a 50 pesos la unidad. “Estábamos esperando el de la zona, aunque con esta sequía que tuvimos todavía no llegó nada”, sentenció.

No obstante, indicó que “comenzaron a llegar algunas frutas del interior de Misiones, aunque durante todo el año se vendieron las provenientes de otros países o provincias”.

“La ciruela brasileña está 350 pesos el kilo, cuando la de la zona cuesta 200 pesos; la uva de Brasil vale 350 pesos el kilo; el durazno y pelón están 300 pesos el kilo porque vienen de San Pedro, provincia de Buenos Aires; el mango también es de Brasil, si bien tenemos acá en Misiones, llega sólo por un tiempo y después termina”, apuntó.

Asimismo, comentó que las frutas de estación como el kiwi, la frutilla y los cítricos también se mantiene con precios muy elevados.

“El kiwi aumentó mucho y está 400 pesos el kilo. Es carísimo pero hay que tener porque mucha gente que hace repostería lo busca y tenemos nuestros clientes. La frutilla también aumentó 100 pesos por caja y estamos vendiendo a 300 pesos el kilo, la naranja para jugo vendemos la docena a 120 pesos, la variedad ombligo no traemos más porque está muy cara, un cajón nos cuesta 1.500 pesos; el pomelo rosado que viene de Chile está 400 pesos la docena”, detalló.

 

Oferta y demanda

En relación a las ventas, Mirian Benítez apuntó que “a pesar de los aumentos se vende bien”.

“Tenemos precios altos porque esto recién empieza, para las fiestas de fin de año siempre bajan ya que empiezan a entrar las frutas de la provincia. Por ejemplo el ananá que viene de Brasil, que es el que tenemos ahora, está 200 pesos cada uno, pero una vez que Colonia Aurora nos abastezca, la fruta bajará un poco, además que son más dulces”, sostuvo.

Deslizó que “lo mismo ocurre con la banana, la variedad Ecuador está a 140 pesos el kilo y la brasileña tiene un valor de 120 pesos, sin embargo la banana de oro que viene de la colonia cuesta 60 pesos”.

Precisó a su vez que “la papa negra está 40 el kilo, y la blanca 50 pesos. La bolsa de papa que compramos del mercado aumentó 100 pesos, todos los días varían los precios. La cebolla está bastante estabilizada, una bolsa de 25 kilos la conseguimos 700 pesos”, contó.

En consonancia Lorena Díaz, propietaria de una verdulería en Posadas, indicó que “los precios varían mucho. Hay mercaderías que entran de Corrientes y fluctúan mucho los precios. Depende de la demanda también, en general el mercado en sí tiene precios muy variables de una semana a otra”.

Aseveró que “se suelen mantener los precios de las hojas verdes, la papa y las zanahorias, pero que el tomate, el morrón y la banana varían mucho”.

Por otra parte, reveló que “el limón es el producto que más aumentó, y que además tiene mucha demanda. El cajón está en 1.700 pesos, y se vende a 1.800 y 1.900, trae 130 frutas aproximadamente y vedemos por unidad a 30 pesos, no deja mucha ganancia. Se busca mucho el limón sutil, que se utiliza para hacer caipiriña en los bares. Todavía no es temporada, hay mucha demanda y poca oferta, entonces escasea”, aclaró.

Sentenció que “por la sequía hubo escasez de zapallito, por ende aumentó mucho, aunque ahora tenemos los dos kilos por 130 pesos, en su momento estuvo a 190 el kilo”. Y apuntó que “la sandía que está en venta es la brasileña a 90 pesos el kilo, mientras que la correntina está a 400 pesos la unidad”.

 

Ensalada para las fiestas

Según contó a PRIMERA EDICIÓN, Lorena Díaz, propietaria de una verdulería en Posadas, los precios varían “de acuerdo a la mercadería que ingresa a la provincia de Misiones”. Es que en muchos casos las frutas provienen de Corrientes, Santa Fe, Mendoza o Buenos Aires.

“Nosotros trabajamos con mercadería que viene directamente de Mendoza, entonces entramos dos veces por semanas y se trae directo, a finales de noviembre o diciembre empieza a ingresar el carozo que es lo que más se vende”, comentó.

Para las fiestas de fin de año, afirmó, siempre hay mucha demanda de ciruela, pelón y durazno. “Solemos lanzar ofertas de combos para las ensaladas de frutas. Todavía no entraron, así que no sabemos cuánto podrían subir los precios de las mercaderías, pero tratamos siempre de tener ofertas”, destacó.

Comentó que los faltantes por la sequía afectaron a varios productos que se cotizaron en alto, como fue el caso del zapallito, aunque ahora ya se está trabajando con la fruta de la zona que está mejor que la que entra de otras provincias.

“En su momento estuvo muy caro, porque estaba bastante fea la fruta”, sostuvo.

A pesar de todo este panorama, Díaz remarcó que las ventas se mantienen. “Tratamos de tener siempre ofertas. En las fiestas solemos trabajar bastante bien, pero lo que más atrae son las ofertas”, concluyó.