“El virus ha mutado y está más contagioso, pero menos brutal”

Así se refirió el infectólogo Hugo Pizzi con respecto al coronavirus COVID-19 al realizar un balance respecto a las medidas gubernamentales tomadas durante la pandemia.

31/10/2020 09:29

A ocho meses desde que comenzó a regir la cuarentena en Argentina, y tras el incremento de casos en el interior del país, el médico infectólogo y docente de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) Hugo Pizzi, dialogó con FM 89.3 Santa María de las Misiones para realizar un balance respecto a las medidas gubernamentales tomadas.

“Hay quienes dicen que hay ocho millones de contagiados, otros más cautos dicen que hay cinco millones. Pero yo digo que hay muchos más: el número oscila entre los 20 millones”, aseguró.

Respecto a esta afirmación, explicó que “si analizamos únicamente el número de contagiados, pareciera ser una cantidad preocupante. Pero en realidad, mientras más se expandan los casos sin muertes, la patología en todo el territorio nacional va a permitir que cuando vuelva una segunda ola de contagios, si eso sucede, no repercuta tanto porque la mayoría de los habitantes van a estar con anticuerpos”.

En este sentido, sostuvo que “el virus ha mutado y está más contagioso, pero menos brutal”.

Por otra parte, analizando la letalidad, Pizzi señaló que “la cantidad de muertos por cada cien habitantes no llega al 3%”, y agregó que “con estas cifras creo que hay que ser, no digo optimistas, pero sí realistas en el sentido de sopesar la situación y tener en cuenta que fuimos aprendiendo en el camino”.

Y en este sentido también alertó acerca de las comparaciones que se hacen de Argentina con otros países: “es difícil comparar porque la estructura cívico-militar y el contexto socio-ambiental y político de cada región es completamente diferente”, mencionó.

 

Observar el contexto

El profesional remarcó la importancia de cuidarnos.

 

Sacarse la ropa con la que estuvimos afuera, no alcanza. Tenemos que desinfectarla. Bañarse apenas se llega del exterior, lavarse las manos y principalmente observar el contexto: si en una cuadra hay mucha gente, hay que cruzar de vereda. Lo fundamental es evitar el aglomeramiento, si hay mucha gente en todos lados… no salir. La persona que es observadora, es la que todavía no se contagió”, concluyó.

 

Siete nuevos casos

Siete nuevos casos de COVID-19 registró ayer el parte epidemiológico provincial y ya se llegó a los 301 confirmados desde el inicio de la pandemia.

Aunque la Zona Norte sigue por encima de la Zona Sur y Centro de la provincia en cantidad diaria de pacientes contagiados (de los 7 casos de ayer, 2 fueron de Eldorado, 3 de Iguazú y 2 de Posadas), en los últimos tres días la curva de contagios en Iguazú evidencia un descenso.

No obstante, en Eldorado, con más de 70 personas aisladas, algunas de ellas por haber participado de una fiesta de cumpleaños de una joven que luego dio positivo y otras tanto por haber estado en el mismo bar donde luego continuaron las celebraciones, la situación epidemiológica aún no está contenida.

De hecho, los dos casos notificados ayer como positivos para COVID-10 en Eldorado, una mujer de 55 y un paciente de 36, tienen nexo con la joven de 25, según oficiales consultadas por PRIMERA EDICIÓN.

Vale recordar que, por prevención, tanto el edificio municipal como la Dirección de Tránsito, ubicada en el kilómetro 11, donde se emiten las licencias de conducir, no atendieron al público este jueves y viernes porque también entre sus trabajadores hay personas aisladas.

Este fin de semana, en función de lo que resuelva el comité de crisis municipal, se definirán las medidas a seguir a partir del lunes.

 

Cuándo el test rápido serviría como diagnóstico

En Posadas, en tanto, el circuito de contagio que aún sigue activo tiene relación con una profesional de la salud diagnosticada días atrás, además de algunos nexos directos de los internados con COVID-19 que también manifestaron síntomas. Hasta ayer, habían dado negativas todas las muestras enviadas desde Puerto Piray con contactos con la Justicia de Eldorado.

En Iguazú, en tanto, los confirmados se concentran en tres barrios de esa ciudad, muy vinculados con el comercio fronterizo informal; en tanto aumentó significativamente la demanda de testeos en el SAMIC de Iguazú.

Precisamente, que la Ciudad de las Cataratas mantenga un índice alto de testeos para PCR pese a que bajó la tasa de positividad, genera inquietud en el Gobierno que apunta a que se incorpore en la búsqueda de casos para el bloqueo epidemiológico los test positivos.

“Si ya tenés un PCR positivo de una persona y un familiar tiene síntomas, basta con hacerle un test rápido si querés tener trazabilidad. De todas maneras, esa persona tiene que aislarse por contacto. El apoyo diagnóstico del test es para tomar conducta. Si un integrante de una familia dio PCR positivo, los que viven juntos deben aislarse, con o sin PCR positivos. Entonces, no tiene sentido gastar recursos en algo que no te define conducta, más todavía si son asintomáticos. Un persona con nexo, síntomas y un test rápido positivo es más que suficiente para considerarse caso confirmado de COVID-19”, argumentaron desde el Gobierno provincial.