Últimas palabras para Ovando y los jóvenes acusados por abuso sexual

A las 8.30 de hoy se reanuda el juicio ante el Tribunal Penal de Eldorado. La expectativa puesta en la decisión de los camaristas Lyda Gallardo, Teresa Ramos y Eduardo Jourdan.

28/10/2020 08:32

  • juicio ovando 2
  • juicio ovando
  • juzgado
  • 20-nota1-2x3_1

Última jornada en el juicio oral a María Ramona Ovando y a dos jóvenes de 23 años, acusados por los abusos sexuales que habrían sufrido por tres menores edad, dos hijas y una nieta de la imputada de 46 años, entre agosto de 2013 y febrero de 2015 en Eldorado.

Según lo agendado por los camaristas Lyda Gallardo, María Teresa Ramos y Eduardo Javier Jourdan, a las 8.30 se reiniciará la audiencia para ofrecer a los encartados tiempo para las últimas palabras y que el Tribunal Penal de Eldorado, vuelva a ingresar a cuarto intermedio para analizar la decisión final.

Según los pedidos de calificación y pena del fiscal Federico Rodríguez, Marcos Laurindo y Lucas Ferreira, en calidad de coautores de “abuso sexual agravado” enfrentan penas de 18 y 15 años, respectivamente. Mientras que la presunta participación de Ovando la enmarcó como “cómplice primaria de los abusos y partícipe o facilitadora de corrupción agravada” por el vínculo. Por lo que solicitó 22 años de prisión efectiva.

En su alegato del miércoles 21 de octubre, Rodríguez señaló que fueron tres las víctimas, dos hijas y una nieta de Ovando y el período en que ocurrieron los presuntos delitos fue estimado entre agosto de 2013 y febrero de 2015.

Rodríguez sostuvo su alegato en los relatos de dos de las víctimas y sumó los informes que se iniciaron en el entorno de María Ovando y que habrían permitido o facilitado que las niñas fueran abusadas sexualmente de manera reiterada a cambio de dinero.

Además solicitó que la imputada cumpla de inmediato la condena si el Tribunal la encuentra culpable. Vale aclarar que Laurindo y Ferreira fueron detenidos en 2017 y desde entonces permanecen con prisión preventiva. María Ovando llegó a debate con la imputación de “facilitación para la corrupción de menores”, mientras que Laurindo y Ferreira están acusados de “abuso sexual con acceso carnal doblemente calificado y abuso sexual gravemente ultrajante para la víctima doblemente calificado”.

Según el expediente y sin ahondar detalles por tratarse de un delito contra la integridad sexual de menores, la progenitora consentía los abusos contra su hija de 9 años y los manoseos a su nieta de 5 a cambio de 100 pesos.

La abuela paterna de las niñas fue quien denunció los abusos. Acusación que ratificó durante este debate. En cuanto a afirmar acusaciones, una de las víctimas hoy tiene 15 años y solicitó volver a declarar con la autorización de su guarda, su abuela. El pedido fue aceptado por las partes que intervienen en el juicio y la menor volvió a señalar a Ovando y a los dos jóvenes como los sospechosos.

Tanto el defensor oficial Rodrigo Torres Muruat, en representación de Laurindo y Ferreira, como los abogados Eduardo Paredes, Roxana Rivas y José Luis Fuente en la defensa de Ovando, solicitaron al Tribunal la absolución de los encartados.

Paredes, defendió su declaración de inocencia y planteó la reserva casatoria si el fallo es condenatorio. También que continúe en libertad mientras se resuelva la posible apelación.