Atacó a cintarazos a su mujer y se atrincheró con su hijo de cinco años

Un hombre de 39 años fue detenido tras agredir físicamente a su pareja, mantener cautivo a un menor de edad en la casa a punta de cuchillo. Ocurrió en Itaembé Miní.

27/10/2020 09:33

VIOLENTO. El hombre fue detenido luego de atrincherarse en su casa.

Un hombre mantuvo encerrado a su hijo de apenas cinco años tras agredir físicamente a su pareja en el barrio Misionerita, de Itaembé Miní en Posadas. Personal policial de la Dirección Motorizada intervino y tras varias horas de mediación, logró salvaguardar al niño y a su madre. Posteriormente puso tras las rejas al acusado de violencia de género y resistencia a la autoridad.

Todo ocurrió durante la noche del domingo. Efectivos de la seccional Novena tomaron conocimiento que sus pares de la Dirección Motorizada estaban en un procedimiento en el barrio Misionerita, dentro de la zona de Itaembé Miní en la capital misionera.

Un menor de cinco años estaba prácticamente cautivo por su padre, un hombre de 39 años quien había golpeado con un cinturón a su pareja.

La víctima es una mujer de 36 años quien esperó a los uniformados afuera de su propiedad y señaló que su marido no la dejaba ingresar para sacar a su hijo. “Que me van a llevar ustedes milicos de m…. si esta es mi casa y hago lo que quiero”, habría dicho el violento ante la presencia de los primeros efectivos.

Posteriormente y lejos de deponer su actitud, a viva voz expresó “mi mujer es una p…que agarre sus porquerías y que se vaya de acá”, consignó un vocero policial.

Para ese momento, pasadas las 22 del domingo, la mujer relató que tras una discusión, su pareja la atacó a cintarazos y luego se negaba a que ingresara a la vivienda en la cual quedó su hijo de cinco años.

Ya casi en la madrugada del lunes, mientras seguía el hombre atrincherado, se agravó su situación cuando los uniformados advirtieron que desde el interior del inmueble y en un estado total de nervios, el sospechoso empuñaba lo que a simple vista parecía un cuchillo, amenazando todo el tiempo que le haría algo al menor o a quien “se atreviera a ingresar”.

Con sumo cuidado y valiéndose de técnicas especiales y un accionar estudiado, los policías primero buscaron la forma de entrar y retirar al niño que debido a la situación estaba en shock emocional.

Finalmente un oficial de Motorizada logró sacarlo de la propiedad para que se fundiera en un abrazo con su madre y con sus hermanos.

Con el pequeño a salvo, los uniformados intentaron que el hombre desistiera de su actitud y se entregara pero ante la negativa, lo retiraron usando la fuerza mínima y lo arrestaron.

Finalmente el violento quedó a disposición de la Comisaría de la Mujer donde posteriormente la víctima denunció el hecho. Interviene el Juzgado de Instrucción 1 a cargo de Marcelo Cardozo en una causa de “violencia de género” y “resistencia y amenazas contra la autoridad policial”.