En noviembre arranca la cosecha de la sandía primicia

Unos 20 productores de San Vicente comenzaron la experiencia este año. Recibieron capacitaciones y acompañamiento de los técnicos ya que la siembra se realiza fuera de época y se comienza en pleno invierno. Pretenden que esta producción sea parte de la diversificación de sus chacras.

12/09/2020 16:55

Se afianza la producción de sandía primicia en San Vicente. Es así que unos 20 productores comenzaron con la experiencia este año con un promedio de dos mil plantas, que serían tres cuarto hectáreas cada uno. Se estima que para los primeros días de noviembre comenzarán con la cosecha. Los productores pretenden que la producción de sandía sea parte de la diversificación de sus chacras.

Hace tres años los técnicos de la Delegación de la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena (SAFCI) de la Nación llevaron el proyecto a las chacras de los productores sanvicentinos. Se trata de una experiencia que se tiene bien definida en la zona del Valle de Cuña Pirú en Ruiz de Montoya y la buscan replicar en la Capital Nacional de la Madera.

Javier Selzler, técnico de SAFCI, contó que “esta experiencia de sandía en San Vicente comenzó hace tres años cuando la SAFCI hizo las primeras capacitaciones del personal técnico para formarnos en el cultivo de sandía primicia. Luego se empezó a probar en lotes experimentales con productores que se ofrecieron para el proyecto”. Se denomina primicia porque se produce sandía para sacar antes de la temporada y así llegar antes al mercado.

La producción de sandía primicia requiere de una buena preparación y capacitación a los productores porque tienen que manejar el clima, los productos sanitarios y la humedad.

Es una producción que se hace fuera de época y se comienza en pleno invierno.

“El ciclo ronda entre 95 y 105 días por lo cual fueron sembradas los últimos días de junio y para la primera semana de noviembre tienen que estar listas para cosechar. El productor tiene que estar preparado y conocer bien los pasos para no perder la cosecha para eso se los capacita y los técnicos estamos en permanente contacto con ellos para asesorarlos”, explicó Selzler.

Asimismo, este año los productores contaron con el apoyo de la Municipalidad de San Vicente, la cual le brindó apoyo financiero para que puedan adquirir los insumos.

En este punto, Selzler señaló que “logramos que a través del municipio se financien los créditos para los insumos”. Se trata de un crédito que otorgó el municipio con recursos propios para la compra de insumos y el productor lo devolverá con la venta de su producción. “Este trabajo se comenzó a hacer este año en conjunto entre la SAFCI y el municipio mediante la Dirección de la Producción que contempla el acompañamiento de la producción primaria en San Vicente”, explicó el técnico.

 

Producción y variedades

En lo que respecta a las variedades de sandías, los técnicos probaron con la variedad Bárbara que es la que se utiliza en el Valle de Cuña Pirú. Dicha especie funcionó muy bien en esta experiencia de sandía primicia.

El período de producción de la sandía tipo primicia comienza en la segunda quincena del de junio con la siembra en almácigos con bandejas de 49 celdas y sustratos. Luego, a los 30 días los plantines van al campo con una cobertura de plástico antiheladas. Es ahí cuando se hace la fertilización de base, se ponen las calcáreas y se cubren con plástico para darle temperaturas y protegerlas de las heladas.

Selzler explicó que “la siguiente etapa es quitarle el plástico y según avance el crecimiento de la planta se hace el destape y también se debe tener en cuenta las condiciones climáticas”; además relató que “a los 45 días se destapa y se hace una nueva fertilización y se aplican productos fitosanitarios para evitar que se corten las plantas o tengan inconvenientes”. Indicó que “el productor debe estar atento a los insectos y enfermedades”.

El técnico apuntó que “las variaciones de temperaturas y el clima nos complicó un poco. Tuvimos un 10% de pérdidas de plantines por las heladas y las altas temperaturas, pero ya logramos superar esta parte. Estamos con más de 70 centímetros de guía y frutas”.

Sostuvo que “la experiencia nos dice que no hay que abortar frutas de las plantas porque éstas suelen abortar cuando se producen fuera de temporada. En esta época se hacen hasta dos frutas por planta y en temporada regular la planta hace más de tres frutas”.

Además de la variedad Bárbara los productores probaron la Lara, la Denver y la Vista que también se adaptaron al sistema de cultivo tipo primicia.