Prueba piloto para las colectividades que suman experiencia para noviembre

El predio fue habilitado para 500 personas quienes tuvieron que cumplir un estricto protocolo sanitario. Entre las propuestas culturales hubo muestra, gastronomía y homenajes a los pioneros del lugar.

08/09/2020 20:01

El Parque de las Naciones de Oberá entró en escena este fin de semana durante el encuentro cultural “Oberá Inmigrantes, Viví el Parque” que sirvió de ensayo para las colectividades que trabajaron bajo un riguroso protocolo para recibir a los turistas y visitantes. Entre las actividades programadas se pudo disfrutar de muestras, visitas guiadas y gastronomía.

Vale destacar que las muestras culturales en las casas típicas fueron el atractivo principal, sumado a las visitas guiadas: que fue una propuesta novedosa y gratuita organizada en conjunto con la Subsecretaría de Turismo de Misiones, con guías de turismo profesionales, que recorrían el circuito de casas típicas.

Además, la apertura de los salones gastronómicos en horario establecido y con reservas brindó otra oferta para las noches del viernes y el sábado y el mediodía del domingo.

 

Un encuentro distinto

No fue igual a nada que se haya realizado anteriormente, en esta nueva normalidad a la que hay que ajustarse, pero quizás sirvió para aprender y al mismo tiempo entender que siendo responsables podemos seguir transitando el camino que comenzaron los inmigrantes, haciendo frente a cualquier adversidad.

El presidente de la Federación de Colectividades Juan Hultgren dijo a FM 89.3 Santa María de las Misiones radio de PRIMERA EDICIÓN que en cuanto al protocolo fue muy positivo, ya que se pudo poner en práctica en los tres accesos al Parque de las Naciones, como así también se logró el distanciamiento social dentro del Parque en las diversas actividades programadas, para “Oberá Inmigrante”.

Al consultar si podría ser la previa de lo que será la Fiesta Nacional del Inmigrante en noviembre manifestó, “creo que sí, a pesar de que tomando en cuenta que el predio cuenta con 13 hectáreas, y la capacidad era para 500 personas, pensamos que era muy poco en lo que nos habían habilitado, pero de igual manera la gente está con miedo a salir, así que fue por debajo de los niveles autorizados. Eso favorece a los cuidados. Fue una puesta en marcha, una práctica que sobre errores vamos a corregir para el próximo protocolo. Nos sirvió de aprendizaje, porque es todo nuevo para nosotros, no estamos acostumbrados al trato social con los barbijos, con distanciamiento.  Así que considero que todavía hay mucho para trabajar. En estos días se estará realizando una reunión con los presidentes de las colectividades para hacer la evaluación de cada uno”.

En cuanto a las ofertas gastronómicas recordó “que cada casa en particular a generado una actividad interna, con sus comidas típicas, con reservas y que en su mayoría les fue bien. Todo con el cuidado pertinente, cumpliendo con varios retenes: tanto al ingreso del Parque como así también al ingresar a las casas típicas se realizaba los controles necesarios” .

Por otra parte Hultgren reconoció que se criticó la apertura del Parque de las Naciones, por las capacidades, “pero hay que tener en cuenta que cada casa es un restaurante, sin un restaurante de Oberá puede atender dentro de las habilitaciones que le otorga la municipalidad, cada casa típica también cumple esa función y esas característica, no creo que el Parque de las Naciones esté fuera del contorno de la ciudad, es parte de Oberá, así que uno puede elegir en que restaurante quiere ir a almorzar o a cenar. Con respecto a eso todo los controles y todas las precauciones necesarias se han dado positivamente. Quizás no las cantidades que tenían habilitados como por ejemplo, había casa que tenían 60 mesas habilitadas y fueron menos de la cantidad, pero eso ya es criterio de cada uno”.

En cuanto al balance final contó que se tendrá en los próximos días donde se intercambiará experiencias con cada una de las colectividades, “tanto las que participaron como aquellas que no han podido abrir su casa para hacer la gastronomía, serán parte de la experiencia que se va a compartir y, eso va a fortalecer a todas las actividades.”

Finalmente Hultgren explicó: “Si tomamos ejemplo de otras actividades, como cuando se habilito las Cataratas, el protocolo fue de una manera y a medida que fueron ingresando los turistas, fueron ajustando hasta su normal funcionamiento con sus recaudos necesarios. Creo que eso será el esfuerzo que tendrá que realizar la Federación con cada una de las colectividades para ir mejorando paso a paso para noviembre, que todavía no se han definido fecha”.

 

Historia y diversidad cultural 

La tarde del fin de semana, las casas típicas abrieron sus kioscos de comida al paso. Pero además, varias de ellas realizaron muestras culturales. Trajes típicos, herramientas y utensilios que traían consigo los inmigrantes, recuerdos y fotografías, fueron expuestos para que los visitantes pudieran apreciarlos. “Oberá Inmigrantes” fue la oportunidad para dar a conocer mucho de lo que se atesora en las casas típicas.

Ataviados con sus trajes típicos, los descendientes relataron historias y explicaron el legado que les dejaron con la emoción propia de aquellos que buscan preservar los lazos sanguíneos con sus antepasados.

Elsa Rundquist, presidente de la Colectividad Nórdica, comentó: “Hemos recibido gente de todas partes de la provincia, y nos fue bastante bien, siendo conscientes del protocolo que tuvimos que tener organizado para que salga todo bien. En este caso lo que más se mostró fue lo cultural, eso muchas veces no se hace pero por eso este evento fue bastante bueno en ese sentido”, indicó.

Fiesta del Inmigrante 

Según se pudo saber que la “Fiesta Nacional del Inmigrante” tendría lugar en el Parque de las Naciones entre el 16 de noviembre y el 20. Sería con público y artistas locales.