“Hace 70 años en Paraguay rige la misma estrategia de poder”

Genoveva Oviedo Brítez, tía política de las menores asesinadas a tiros en un presunto ataque al EPP, remarcó que en su país ya no cree en ninguna investigación o pericia.

06/09/2020 11:45

MORGUE JUDICIAL. La unidad de traslada arribó ayer por la tarde a la dependencia con los cuerpos para la nueva autopsia.

Genoveva Oviedo Brítez es tía política de las niñas María Carmen y Lilian Mariana Villalba. El jueves fue quien rompió el misterio desde su perfil de red social Facebook y alertó que las “chicas o adolescentes” no eran tal, sino dos niñas asesinadas a balazos en una zona de monte de la estancia Paraíso en Iby Yaú, colonia próxima a Pedro Juan Caballero en el límite norte del departamento Concepción con Brasil.

Desde su casa en la localidad de Jesús de Tavarangué, a 35 kilómetros de Encarnación, dialogó con PRIMERA EDICIÓN, dos días después de que la conmoción por la masacre de las menores estallara en un conflicto que hoy se discute entre cancillerías de ambos países.

“Si me guío por las hipótesis, nada es claro, lo único cierto es que a las niñas las asesinaron y las autoridades paraguayas no respetan ni siquiera sus derechos como tal, como menores edad y como indica la Unicef”.

“También me surgen muchas preguntas, por ejemplo: ¿Cómo es posible que Lucio Silva (un presunto integrante del EPP) se haya escapado y su bastón quedó tirado ahí, no lo atraparon, y ellas dos (por las menores) no lograron correr a tiempo?”

Genoveva Oviedo Brítez también se refirió a las circunstancias en que encontraron a las menores. “Tenían uniformes sin manchas de sangre en las imágenes y después quemaron todo. Es muy confuso, por lo menos es confuso”.

“Todas las acciones del FTC son grabadas con cámaras, cada operativo es preparado, organizado con filmaciones. Y este no. Además eran dos grupos de operaciones. Más de 300 militares y policías y tres helicópteros, ¿ni una cámara?”

Sobre su relación con María Carmen y Lilian Mariana, remarcó que eran “dos niñas dulces, eran muy protegidas por sus padres, es inexplicable que hayan estado allí. No me cierra esa parte tampoco de la historia”.

“Está comprobado que una de ellas recibió seis disparos, la ejecutaron. Ahora ya no creo, no confío en ninguna prueba o pericia que le practiquen en Paraguay. Por lo pronto, la pondrán en una tumba hasta conseguir llevarlas a la Argentina donde seguro la someterán a nuevos estudios, es la intención de la familia”

En cuanto al panorama, la actualidad social y política de Paraguay contextualizada por los movimientos del EPP y la persecución del grupo de Fuerzas de Tareas Conjuntas, Oviedo resumió: “Es sabido en Paraguay que por sostener el poder de un grupo se recurre a estas nefastas acciones (…) Y cuando se le dio el poder a otros partidos con tendencia de izquierda, sus mismos aliados lo sacaron por la fuerza, estrategia de la misma estructura de poder de hace 70 años, parece que no cambiará más”.

Para Genoveva Oviedo Brítez, a “Liliana y Aurorita”, así las conoció y las sigue llamando, las asesinaron y las vistieron con ropa de combate para simular un enfrentamiento.

Y así lo dejó escrito en la web cuando cargó contra el primer mandatario de su país: “Mario Abdo Benítez, pisás sobre los cadáveres de dos criaturas y las sepultás rápido buscando cubrir con tierra tus crímenes”.

“No has matado a combatientes de mil batallas (…) Has matado criaturas. Nada puede haber más doloroso, ni siquiera la muerte, que el maltrato dado al cadáver, nada más horrible que privarlo de la despedida de quienes le aman”.

 

El miércoles o jueves serían repatriados los cuerpos

Tras la exhumación de los cuerpos, el segundo análisis que le practicaron a Lilian Mariana y María Carmen Villalba ayer en la Morgue Judicial de la capital de Paraguay, remarcó que las niñas “tienen 11 años y algunos meses” de edad, según informó el médico forense Pablo Lemir.

También recalcó que el nuevo estudio correspondió al objetivo de extraer pruebas de ADN de las niñas y preservarlas. “Ambos cuerpos nos dan una edad de 11 años y unos meses. Sin embargo los dos cuerpos tienen características de desarrollo corporal externos de carácter sexual secundarios externos diferentes a pesar de que tienen la misma edad”.

Señaló que se realizó una revisión completa de los cuerpos en la parte antropológica y odontológica. “No se ha visto ninguna lesión defensiva en los miembros superiores e inferiores, tampoco signos de tener ataduras, ni signos característicos de tortura”. “Se han corroborado las lesiones de los orificios de entrada y salida. Tienen entradas de balas de armas de fuego de atrás para adelante, de adelante para atrás, también, en ambos cuerpos”.

También ayer, el fiscal Federico Delfino argumentó que las tomas de ADN se hicieron porque presumen que las mujeres que se presentan como madres de las fallecidas no son realmente sus progenitoras. “Solicitaremos la correspondiente cooperación a los efectos de que se puedan tomar las muestras de las personas que eventualmente dijeron, en la República Argentina, que eran sus madres”. “Estas dos menores, preadolescentes, salieron de la Argentina el 19 de noviembre del 2019 acompañadas de sus supuestas madres que figuran en sus documentos”.

Fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN, adelantaron anoche que entre el miércoles o jueves los cuerpos podrían ser repatriados a Misiones, para entregárselos a sus madres residentes en Puerto Rico.