Las cuatro décadas del Ballet Barvinok

La primera presentación en el Oberá Tenis Club el 8 de agosto de 1981. Con 30 bailarines en escena, el espectáculo se extendió por casi dos horas. Ahora son más de cien, entre niños, jóvenes y adultos, que comparten esta pasión por las danzas ucranianas.

11/08/2020 16:45

“Barvinok”, el grupo folclórico de danzas ucranianas de la ciudad de Oberá, festeja sus 40 años. La historia empezó unos meses antes de ese 8 de agosto de 1981, día en que el cuerpo de baile efectuó su primera presentación en el Oberá Tenis Club (OTC). Había sido una decisión de la colectividad ucraniana de conformar un grupo estable de danzas, con el objetivo de estar siempre presente en la naciente Fiesta Nacional del Inmigrante.

Con un grupo conformado bajo la dirección de Jose Olinek iniciaron los ensayos, sumándose, casi al mismo tiempo, Jorge Balanda, con nuevas coreografías y aportando su experiencia en este tipo de conjuntos.

Pasaron 40 años de aquella noche en el tenis obereño, que fue soñada para los bailarines, que ofrecieron un espectáculo de casi dos horas, en lo que sería el inicio de una historia que tiene cuatro décadas.

Vale recordar algunos de los nombres que fueron parte del debut: José Olinek, Marisa Ostroski, Margarita Hacek, Ángela Hacek, Jorge y Yolanda Kuz, Hugo Caballero, Elsa Pouch, Mirian Olinek, Rosana Jiménez, María del Carmen Mantulak, Luis Kaleñuk, Silvia Kastelan, Patricia Mendieta, Mirta Schiderke, Susana Husulak, entre otros, del grupo conformado por alrededor de treinta bailarines. Ese fue solamente el inicio.

Con el paso del tiempo llegaron una infinidad de espectáculos, en Misiones, Buenos Aires, Paraguay, Brasil, y tantos otros escenarios donde orgullosamente llevaron, en sus pies, en sus ojos, en su modo de moverse, el legado de sus mayores, aquellos que alguna vez eligieron apostar en Misiones, desde su lejana Ucrania.

Hoy, a decir verdad, el Barvinok se ramificó en tres, porque a los jóvenes y adolescentes del grupo principal, se sumaron los pequeños del grupo infantil y de los que alguna vez fueron parte del principal, pero lo años pasaron…así que son del grupo de mayores. Todos con el mismo entusiasmo, todos con las mismas ganas, todos con el sentimiento de Barvinok.

Es ya una tradición verlos en el escenario mayor de la Fiesta Nacional del Inmigrante, representando a la Colectividad Ucraniana de Oberá y colonias, que con mucho esfuerzo, superando escollos, supieron mantener viva la llama del Barvinok.

Hoy en resguardo por la pandemia, los bailarines aguardan ansiosos el regreso. Son más de 100 los que son parte en sus diferentes expresiones. Este año el festejo no será colectivo, pero seguramente lo que son, fueron y hasta los que sueñan ser Barvinok, estarán brindando por más éxitos.