Asaltaron clínica del presidente del Consejo de Médicos Veterinarios

El damnificado, Fernando Lobo Tamer, dijo que “los ladrones se llevaron papeles de los caballos destinados a la equinoterapia para menores y dinero en efectivo”. Fue el martes a la noche, eran tres delincuentes armados a bordo de un Peugeot 504 "bordó".

30/07/2020 18:05

El presidente del Consejo de Médicos Veterinarios de la provincia fue damnificado por un asalto a mano armada en su local ubicado sobre avenida Bustamante casi Santa Catalina.  Al momento del atraco el profesional se hallaba en su consultorio, sin embargo una secretaria que se encontraba en el sector comercial fue quien se encontró cara a cara con los delincuentes.

En diálogo con PRIMERA EDICIÓN, el titular de dicho colegio, Fernando Lobo Tamer, manifestó que “el robo fue el pasado martes a las 20.30 en nuestro local ubicado en avenida Bustamante y Santa Catalina. Yo estaba en el consultorio en esos momentos, en el otro ambiente de salón de venta o local comercial estaba la secretaria. En esos momentos no había clientes. Entonces entraron dos jóvenes, a cara descubierta y sin barbijo, con un arma de fuego y dos cuchillos tipo carnicero. Le dijeron “callate esto es un asalto, danos la plata”.

Luego el médico veterinario agregó que “la secretaria, a quien no lesionaron los asaltantes, quedó paralizada ante esta situación y les dijo “no hay nada”, pero igual le sustrajeron algo de dinero, no mucho y que era de la recaudación y un bolso porta notebook que estaba vacío y una balanza.No conformes con ello se apoderaron de una mochila de la secretaria, con documentación personal. Entonces se dieron a la fuga y según se pudo saber por testimonios lo hicieron en un automóvil que los estaba esperando con el motor en marcha a una cuadra y con otro cómplice. Por eso creemos que eran al menos tres ladrones. Ese rodado estaba a la altura de la calle Amalia Vera y de allí se fueron hacia la avenida Lavalle. Según testigos el auto que los esperaba era un Peugeot 504 bordó”.

Los malvivientes se llevaron, además de los mencionados elementos, los denominados “pasaportes equinos”, que según explicó el veterinario se trata de “un documento o libreta donde figura el calendario de vacunaciones.

Pertenecen a la escuela de equitación de menores y para que los chicos hagan terapia con los caballos. Esos papeles solamente le sirven al dueño del animal y para cuando deben competir o trasladarse”.