Familias sin agua por el robo de las bombas

En dos meses, los “amigos de lo ajeno” se llevaron por los menos seis de estos artefactos de un barrio de Fracrán.

30/06/2020 09:05

ESFUERZO PROPIO. El robo de las costosas bombas deja sin vital líquido a decenas de familias de la zona de Fracrán. Los colonos piden más control.

Vecinos de la zona del cruce de la ruta nacional 14 con la provincial 15, en el ex Kilómetro 1.308 en Fracrán, se quejaron por los hechos de inseguridad de los que fueron víctimas en los últimos tiempos, ya que una “ola” de robos de las bombas de agua los dejó con severos problemas de provisión del vital líquido, por lo que reclaman más presencia policial y la toma de las denuncias en el destacamento del lugar.

Es que en los últimos dos meses, sufrieron la sustracción de al menos seis bombas de aguas, cuyo monto asciende a unos 60 mil pesos. En el último episodio, el domingo 21 de junio, desconocidos hurtaron una bomba de un sistema de vertiente protegida que provee agua a cinco familias de productores.

Alejandro Giménez y Javier Silvero, dos de los damnificados, contaron a PRIMERA EDICIÓN que “no hay presencia policial en la zona y en el Destacamento de Fracrán no nos toma las denuncias, no sabemos a quién recurrir”.

El último hecho se registró en la chacra de Silvero, quien contó a este Diario que “entraron a mi chacra y robaron una bomba de agua centrífuga periférica de 3 HP de la vertiente. Fuimos a denunciar al Destacamento de Fracrán y nos dijeron que no podían tomar la denuncia porque no tenían energía eléctrica. Tampoco hicieron nada para ir a ver el lugar de donde robaron la bomba”, se quejó el colono.

 

Costosos perjuicios

Silvero vive a menos de 100 metros del cruce de las rutas 14 y 15, puerta de acceso a la Reserva de Biósfera Yabotí y a una importante colonia.

“Con otros vecinos hicimos una recuperación de vertiente para tener agua buena para el consumo de las familias. En mi chacra colocamos una bomba grande para que pueda mandar agua a todas las casas. El domingo (21 de junio) por la mañana fui a ver por qué no mandaba agua y me encontré con que habían robado la bomba”, que cuesta casi 60 mil pesos.

“Fui a San Vicente a ver si podíamos comprar otra para reponer la que nos robaron y nos pasaron un presupuesto de 57 mil pesos. Es una bomba grande porque tiene que mandar agua a vecinos que viven lejos de la vertiente”, explicó.

 

Expuesto e inseguros

Alejandro Giménez, otro vecino, también se quejó por la inseguridad que viven en la zona, teniendo en cuenta que “en los últimos dos meses se robaron por lo menos seis bombas de agua de los vecinos de la zona”.

“Siempre tenemos hechos de inseguridad los vecinos que estamos en la zona del (ex) Kilómetro 1.308. Acá dependemos de la comisaría Segunda de San Pedro, que está en Terciados Paraíso. Tenemos un Destacamento de la Policía acá en Fracrán, pero cuando vamos a hacer la denuncia, nos dicen que no tienen móvil para ir a ver qué pasó”, protestó.

A los vecinos, estas sustracciones los dañan de dos formas: material, porque no tienen el dinero para reemplazar los artefactos electrónicos, y en la vida cotidiana, ya que varias familias dependen del vital líquido que esas bombas impulsan desde la vertiente, para el uso diario.