El soldado Carlos Villar, a un paso de que su acusación vaya a debate

Por el femicidio de Vilma Mercado (19) en Puerto Iguazú en 2019.

31/05/2020 11:08

Tras la ratificación de la prisión preventiva por parte de la Cámara de Apelaciones en lo Penal y Menores de Misiones, para el soldado del Ejército Argentino imputado por el femicidio de la joven Vilma Daiana Mercado en esta localidad, el expediente fue corrido para opinión del fiscal de Instrucción, Horacio Paniagua, último paso para el auto de elevación a debate oral de la causa.

Las actuaciones fueron finalizadas por el juez de Instrucción de Puerto Iguazú, Martín Brites, durante las últimas horas tras completarse los resultados periciales e informes técnicos que requiere el trámite procesal habitual.

De acuerdo a fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN el instrumento legal estaría lo suficientemente integrado para que el caso llegue a juicio y se esclarezca lo sucedido durante la madrugada del miércoles 23 de octubre de 2019.

Carlos Luis Leandro Villar, es el misionero encartado en dos expedientes: uno por el femicidio de Vilma Daiana Mercado (19) y el restante, por el abuso sexual de una menor de 16 años.

El soldado de 20 años, oriundo de El Alcázar, enfrenta las siguientes acusaciones: “abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de arma de fuego”, en el caso de la menor de edad, ataque que, según la denuncia, ocurrió once días antes de la muerte de Vilma Mercado (miércoles 23 de octubre de 2019).

En relación a esta segunda víctima, Villar es sospechoso como autor de “abuso sexual con acceso carnal doblemente agravado por femicidio y criminis causa”. Vilma resultó asesinada para ocultar la violación y lograr la impunidad del agresor.

La acusación por el delito de femicidio prevé como condena la prisión perpetua.

La adolescente de 16 años relató que el viernes 11 de octubre al las 4 fue interceptada en la vía pública por un desconocido a bordo de una motocicleta. A punta de cuchillo la trasladó hasta “Villa Cariño”, donde la desnudó, maniató con cinta plástica y finalmente la violó. La menor logró escapar totalmente desnuda.

Quince días después, tras el femicidio de Vilma, esta menor vio en redes sociales las fotos del sospechoso y amplió su denuncia ante la Justicia Penal apuntándolo como su victimario.