En dos años, Misiones estará libre de bolsas de polietileno

La Legislatura provincial aprobó anoche una ley que prohíbe su uso y fomenta el de biodegradables o de tela. Previo a su aplicación habrá campañas de difusión masiva.

22/05/2020 16:21

BOLSAS “CAMISETA”. Varias localidades de la provincia ya las prohibieron y con esta ley esperan la adhesión de los 76 municipios.

En el marco de su tercera sesión ordinaria del año, celebrada este jueves, la Legislatura misionera aprobó un proyecto de ley que prohíbe en todo el territorio provincial el uso de bolsas de plástico “y todo otro material no biodegradable”, que se utilicen en la actividad económica para el transporte de productos o mercaderías de los consumidores.

El diputado Julio César “Chun” Barreto, presidente de la comisión de Recursos Naturales y Conservación del Medio Ambiente -que fue la encargada de analizar y unificar media docena de proyectos similares y elevar con ellos un dictamen único al plenario de anoche- lo definió como “un paso importante, otro más que está dando la provincia de Misiones en materia ambiental, porque todos sabemos el daño ecológico enorme que hacen las bolsitas de plástico tipo camiseta”.

En diálogo con la FM 89.3 Santa María de las Misiones, Barreto detalló que dichos elementos “se producen con derivados del petróleo que tarda más de 400 años en degradarse y que termina siendo un impacto muy negativo en todo el ecosistema”. Para su reemplazo “ya tenemos la tecnología y en Misiones se producen bolsas biodegradables”, recordó.

El diputado reconoció que “este tipo de decisiones muchas veces al principio son un poco resistidas, pero hay que tomarlas porque son importantes para evitar una enorme contaminación. La utilización que se hace de estas bolsas, la cantidad que usa cada ser humano en forma diaria y mensual, provoca un daño ambiental de una magnitud enorme”, argumentó.

Barreto precisó que la norma se aplicará de forma total a partir de transcurridos dos años de su promulgación. “Se va a dar un tiempo para que las empresas y los comercios puedan acomodarse en ese sentido y va a haber campañas publicitarias masivas para que se pueda cumplir la ley como corresponde”, justificó.

Recordó que cuando él era intendente de Montecarlo (hasta diciembre de 2017, cuando dejó el cargo para asumir como diputado provincial) “veníamos trabajando con la prohibición de las bolsitas de polietileno y al principio era un poco resistido, tardamos unos años para poder implementarlo pero hoy todo el mundo está acostumbrado y lleva bajo el brazo la bolsa de tela”.

Aseguró al respecto que “en absoluto impactó en las ventas y sí impactó en buenas costumbres, en una toma de conciencia ambiental, y hoy es una cuestión normal que cada uno lleve sus propias bolsas al comercio”.

“Obviamente que toda cosa nueva es un poco difícil ponerla en práctica. Yo mismo, que soy el que generalmente hace las compras, al principio me costó”, admitió para graficar que “es una cuestión de costumbre y de practicidad”.

Además, la restricción que se aprobó anoche “también abre otro mercado, de producción de bolsas de tela, que generalmente hacen cooperativas de trabajo, y por otro lado está la producción de bolsas biodegradables que pueden hacer las empresas de la región, con alta tecnología, a partir de la mandioca. Las he visto, las he tenido en mi mano y la verdad me parece realmente valorable que se esté trabajando en ese sentido”, se congratuló.