Aseguran que es crítica la situación de los taxistas y sólo “juntan para el día”

Desde los sindicatos y las asociaciones que nuclean a los trabajadores del volante y a propietarios sostienen que “hay poco trabajo y no hay plata” y “no se logra cubrir los gastos fijos ni los impuestos”.

20/05/2020 06:41

Un sector que se vio duramente golpeado en la ciudad capital a raíz del parate por la cuarentena fue el de taxis.

Desde sindicatos y asociaciones que nuclean a los peones y los propietarios aseguran que “hay muy poco trabajo” y consideran que “la actividad se redujo hasta un 10%”.

Exponen que algunos trabajadores del volante “sólo sacan para la comida del día” y “no se logra cubrir gastos fijos del auto”.

Al respecto, Alfredo Gamarra del Sindicato de Peones de Taxis dijo en conversación con PRIMERA EDICIÓN que “hay pocos circulantes en la calle, no hay plata y no hay pasajeros. Está muy fea la mano”.

Contó que “hay algunos propietarios y patrones que -desde el primer momento- le dijeron a sus choferes que lo que junten lleven para comer con su familia y no se hagan problema porque cuando esto mejore habrá para todos”.

Sin embargo, reclamó que “otros propietarios le sacaron el auto a sus peones sin importar nada; y algunos también bajaron el alquiler de 1000 pesos a la mitad, pero si no hay laburo no se puede pagar nada”.

Por otro lado, Gamarra deslizó que se ayuda a algunos peones del volante con mercaderías. “Se da a quien no tiene auto o ninguna manera de rebuscarse”.

Asimismo, reconoció que hay un grupo de choferes que realizan una tarea solidaria más allá de la situación que los golpea.

“Dentro de la miseria hay trabajadores que realizan una tarea excepcional, que es el servicio de taxis solidarios a través del cual se traslada al personal de salud hasta su casa. Muchos salen muy tarde por eso los llevamos hasta su domicilio para que no estén esperando el colectivo. Esto es obra de los trabajadores con una ayuda del municipio”, contó.

También rescató el acompañamiento del Ejecutivo con las propuestas que presentaron desde el sector en cuanto a las medidas de seguridad para preservar la salud de los choferes.

“Por un lado, se realizó la desinfección de los móviles”, apuntó y agregó que “también se habló con los dueños de las agencias de autos para que se pongan las divisorias de plásticos entre el pasajero y el conductor”.

De esta forma, los taxis y remises deberán contar con un plástico o cortina transparente que divida al habitáculo del auto en dos parte; como así también deberá tener un pequeño corte para que se pueda efectivizar la transacción del cobro del viaje.

 

Móviles parados

En tanto, Eduardo Gauto de Taxistas Unidos subrayó a este Diario que “el 80% de los autos que tienen choferes están parados porque no porque no pueden asumir el compromiso de pagar aunque algunos trabajan, pero hacen un acuerdo con el propietario ya que por más que se ha bajado el costo del alquiler aún así no llegan a juntar”.

Aseguró que “hoy no se cubre las necesidades básicas del auto. Estamos en una situación bastante difícil”. “Los impuestos no se suspenden, la patente, el seguro o AFIP nada de eso tiene prórroga”, dijo.

 

Rentabilidad cero

En lo referente a viajes, Jorge Starik de la Asociación de Propietarios de Taxis expuso que “se realiza un 10% de lo que se trabajaba antes”. Recordó que “de por sí cuando no hay escuela el trabajo cae a 50%”.

Además, indicó que “estábamos mal del año pasado porque la economía venía en picada y con esto la rentabilidad es cero”.

“No podemos hacer frente a los compromisos que tenemos con el municipio, por ejemplo ahora estamos en la etapa de renovación de licencias desde febrero”, puntualizó.

Si bien la municipalidad estableció nuevas fechas de renovación, Starik consideró que “será imposible porque no tenemos medios económicos para afrontar la renovación y se debe tener los impuestos al día”.