COVID-19: nuevo hisopado a la beba de Eldorado dio negativo

Con casi dos meses de vida es la paciente más joven registrada en Misiones va camino a la externación. Se recupera de su intervención previa por una afección cardiológica de nacimiento. Facundo (papá) y su esposa tuvieron la feliz noticia mientras hablaban en FM De las Misiones 89.3.

06/05/2020 23:18

Con casi dos meses de vida, la “pequeña guerrera” como se la conoce desde que se le confirmó el diagnóstico de COVID-19, logró sobreponerse a una afección en su corazón. Ahora su último test para coronavirus dio resultado negativo (el segundo con la misma conclusión).

El resultado se lo dio el médico que atiende a la beba en el Hospital SAMIC, al papá de la niña mientras era entrevistado en el programa Primera Plana por FM de las Misiones 89.3.

Facundo no logró contener su alegría y las lágrimas mientras recibía al aire la noticia de que su hija “dio negativo la segunda prueba por COVID-19. Ahora seguramente ya podremos llevarla a casa. Es demasiada la emoción que siento en estos momentos. Esto me lo comunicó el doctor Ramírez, quien estuvo con ella todo este tiempo y ahora por fin puede tomarla en sus brazos”, relató.

Cuando llevaba sólo 45 días de nacida, a la “pequeña guerrera” le detectaron coronavirus luego de regresar a Eldorado de una intervención médica en Corrientes.

Facundo se hizo muy conocido por los videos que publicó en redes sociales, contando todo el proceso de atención a su hija, muy aferrado a su creencia religiosa cristiana.

En la entrevista con FM de las Misiones aseguró que “Esperábamos esta noticia con ansias porque tenemos otros dos hijos en casa. Desde que nació su hermanita casi no la pudieron ver porque nos fuimos a Corrientes y al regresar ellos se quedaron hasta ahora en casa de mis cuñados, que los cuidaron como si fueron sus hijos. Es algo admirable para mis familiares, porque ellos tuvieron que sufrir momentos de amedrentamiento cuando a la bebé le dieron el resultado positivo”.

En cuanto a la discriminación y los dichos en la ciudad, luego de darse a conocer el caso de coronavirus, el padre de la beba señaló que “es entendible y no juzgamos a nadie. Son procesos que a veces son para fortalecernos más. Pido perdón en esta psicosis que se armó al pensar que quizás nosotros trajimos el virus a Eldorado. Me siento bien al hacerlo. El mundo entero debe ser amor y seguramente el virus que venga lo venceremos juntos, nunca divididos”.

Más amigos

Sin embargo, para la familia no todos fueron malos momentos hasta ayer. “Nunca en mi vida creí que tendría tantos amigos, porque nos ayudaron demasiado en estos momentos. Así como algunos no estuvieron, porque este tipo de situaciones no son comunes, se notó quienes sí”, remarcó Facundo.

Sobre la estadía en el Hospital SAMIC de Eldorado de la familia, contó que “el sistema de salud tendrá sus fallas pero de nuestra parte y por lo que nos tocó vivir, ellos hicieron lo mejor desde su lado humano, el equipo médico y de enfermería, hasta los que limpian el piso”.

La historia de la familia

Respecto a la intervención a la que fue sometida la beba antes del coronavirus, Facundo explicó que “ella nació el 13 de marzo y desde el primer momento que le hicieron los estudios detectaron un sonido especial en su corazón. Su diagnóstico fue de estenosis valvular pulmonar. La doctora que la atendió sugirió el traslado lo antes posible a Corrientes. Fuimos y volvimos en ambulancia para evitar demoras y posibles contactos”.

De regreso en Misiones, “fue un lunes cuando nos acostamos con la bebé con molestias pero sin fiebre. Ese martes ya amaneció con temperatura y comenzamos a darle paracetamol según lo que nos indicaron en Corrientes. La fiebre bajaba y subía durante todo el día. Al consultar con su pediatra y gracias a ese contacto, considerando que estuvimos en Corrientes nos recomendó comunicarnos al 0800 de Salud Pública. El llamado no fue inmediato porque sabíamos del protocolo y costó la decisión como padre. Ese día oramos y pedimos que Dios nos guíe. Finalmente llamamos, contamos todo y el miércoles nos llaman desde Salud, del Hospital Gardés, para avisarnos que se activaba el protocolo. Ese momento es muy complicado como padre”, precisó.

Acerca de la salud de la niña y toda la familia, Facundo contó que “estamos muy bien, mejor de lo que esperábamos en un principio. Pudimos estar permanentemente con ella a diferencia de lo que sucedió en Corrientes donde prácticamente la dejamos sola. La contención fue fundamental. Gracias a Dios pudimos estar con ella porque no suelta la teta y eso creo que la mantiene fuerte, porque ni notó lo que estaba pasando”.