Rojas Decut: “Le dimos la posibilidad a los agencieros de retomar la actividad”

El presidente del IPLyC apuntó en la FM De Las Misiones que “algunas agencias ya estaban trabajando en el cobro de servicios”. También se habilitó a los vendedores ambulantes de Quiniela.

04/05/2020 12:35

El presidente del Instituto Provincial de Lotería y Casino (IPLyC), Héctor Rojas Decut, apuntó en la FM De Las Misiones que con el inicio de mayo arrancaron con tres de los sorteos habituales, uno a las 11.30, a las 14 y a las 17.30, y también con la Poceada que se venderan en los horarios de actividad comercial de cada municipio.

 

Le hemos dado la posibilidad a los agencieros que habiliten siempre y cuando no estén enmarcados en un grupo de riesgo y se ajusten en los horarios y recomendaciones que cada localidad tiene”, detalló.

 

Aclaró que “la apertura de los locales se dio en el marco de la autorización nacional para el cobro de servicios” ya que “la mayoría de las agencias tiene el sistema de Cobro Exprés, que ya estaba habilitado en ese marco con herramientas y protocolos autorizados que se volvieron a actualizar para el juego de quiniela”.

En este sentido, manifestó que “muchas familias dependen de esta actividad. No sólo en Misiones se ha dado esta apertura de agencias, sino que también lo han hecho Corrientes, Jujuy, Santiago del Estero y Entre Ríos”, adujo.

Destacó que “la autorización de los permisos para la comercialización de quinielas se le hace a los agencieros, quienes a su vez tienen su fuerza de venta través de vendedores particulares”. “Cada uno de ellos identifica a las personas que tienen habilitadas para el uso de las máquinas y con ellas también hemos impartido un protocolo de manejo”, enfatizó.

Remarcó también que sigue en vigencia la modalidad de venta online, a través de la compra de crédito y la toma de apuestas por Whatsapp.

Sentenció, además que los vendedores ambulantes tienen a su vez tienen ciertas limitaciones para la actuación con el particular, como el no ingreso en la vivienda o el manejo de utensilios y la limpieza de la máquina que corresponde de acuerdo al protocolo.

Decut manifestó a su vez que el sorteo se realizará bajo un sistema totalmente automatizado. “Son tres personas las que se van a encargar del sorteo: el locutor, el jefe de sorteo y el escribano, sin las tradicionales niñas cantoras. El sistema del bolillero es computarizado y ejecuta el sorteo desde el primer hasta el último número”, repasó.

Consultado sobre el impacto del parate, Rojas Decut señaló que “sin dudas se vieron afectados al igual que el resto de las actividades”. “El Instituto es un ente descentralizado que genera sus propios recursos, van 40 días sin sorteos y obviamente eso tiene su consecuencia. No obstante nosotros tenemos previsiones y reservas hechas para todo tipo de eventualidad y en este sentido podemos cubrir nuestros costos”, reveló.

Indicó, a su vez, que “el sentido de las utilidades que generamos son el Ministerio de salud, de Educación y Bienestar social”. “En este contexto –añadió- hubo una asistencia importante, la mirada no es solo comercializar la quiniela, sino también atender a estas cuestiones”, zanjó.

Explicó además el programa de anticipo de comisiones para agencieros. “Todas las agencias tienen comisiones que les liquida el Instituto sobre cada juego y hemos hecho un anticipo que representa un importe de 10 a 50 mil pesos que lo devuelven sin ningún tipo de interés y una vez que retomemos la actividad de la quiniela en un 100 por ciento. Le asignamos el importe según la facturación que ha tenido cada agencia en cada mes que se trabajó en su totalidad. Tratamos de generar contención para nuestra fuerza de venta que es vital para la institución, entendemos que ellos a su vez tiene vendedores y personas que se encargan de la comercialización a los que les hemos facilitado móviles alimentarios”, remarcó.