Fueron a cosechar y quedaron “atrapados” en Buenos Aires

Viajaron en febrero desde Puerto Rico hasta Pedro Luro para la campaña de cebolla. Viven hacinados en piezas de alquiler, con frío y racionando la comida. Un niño de 2 años y una embarazada integran el contingente de doce personas.

30/04/2020 18:44

CASI 800 KM.Desde la Provincia nos ofrecieron un colectivo para llevarnos desde Capital Federal, pero para llegar desde Pedro Luro hasta allá tenemos que conseguir una combi u otro vehículo por nuestra cuenta“, dijo Mancinas.

Doce misioneros oriundos de Puerto Rico -entre ellos un niño de 2 años y una embarazada- partieron el pasado 8 de febrero rumbo a la localidad de Pedro Luro, en la provincia de Buenos Aires, para trabajar en la cosecha de cebolla, con la mala suerte de que nunca pudieron regresar por el inicio del aislamiento social obligatorio. Para colmo, desde hace un mes “se empezó a complicar todo por acá (con motivo de las restricciones para combatir la pandemia de coronavirus) y es muy difícil conseguir trabajo”, según explicó uno de los integrantes del grupo, Nicolás Mencina, al programa “Primera Plana” de la FM 89.3 de las Misiones.

En ese contexto, comentó que “algunos días en la semana que podemos salir, tratamos de trabajar para conseguir algo de plata para pagar el alquiler (de las piezas en las que están habitando y donde “estamos todos amontonados”, según graficó) y la comida que necesitamos”.

Ahora estamos con lo justo, estamos racionando para que alcance toda la semana y así la vamos llevando. Lo que más nos hace falta es ropa de abrigo, porque hace mucho frío. También termotanque, porque solo tenemos agua fría y si nos bañamos todo el tiempo así con el frío que hace, nos podemos enfermar”, advirtió.

Mencina aclaró que no fueron contratados por nadie, sino que viajaron para trabajar por su cuenta, por eso “no tenemos patrón que nos pueda ayudar, dependemos de nosotros mismos”, lamentó.

Con vistas a su posible vuelta a la provincia, contó que hicieron gestiones ante la Casa de Misiones en Buenos Aires, pero todavía no tienen fecha de regreso porque “siempre hay una complicación y hay que hacer papeleo, nos piden plata y como estamos ahora, eso nos complica mucho”.

Desde la Provincia nos ofrecieron un colectivo para llevarnos desde Capital Federal, pero para llegar desde Pedro Luro hasta allá tenemos que conseguir una combi u otro vehículo por nuestra cuenta y ahora no se consiguen muchos transportes habilitados”, apuntó otro de los temporeros misioneros varados, Guillermo Da Luz.

“Además, el costo rondaría los 60 mil pesos. Es mucha plata pero acá entre todos podríamos juntar más o menos la mitad o algo más”, aseguró.

Entretanto, “estamos sobreviviendo nomas como podemos”, graficó Da Luz.

 

Escuchá la entrevista completa acá…