COVID-19: India monitoreará con pulseras electrónicas a los pacientes

El control vía GPS dará la ubicación y temperatura de los pacientes en cuarentena por coronavirus. El proyecto intensifica la vigilancia mientras el país empieza a flexibilizar las estrictas medidas contra la pandemia.

22/04/2020 16:55

Broadcast Engineering Consultants India, una compañía de propiedad del gobierno, dijo que presentará diseños de pulseras a hospitales y gobiernos estatales la próxima semana y trabajará con nuevas empresas indias para fabricarlos.

Las pulseras se usarán para monitorear los movimientos de los pacientes en cuarentena tanto en el hogar como en los hospitales, y permitirán detectar cualquier aumento en la temperatura de su cuerpo, dijo la compañía.

Los dispositivos enviarán una alerta a los funcionarios de salud pública si los pacientes se mudan fuera de su zona de cuarentena y tendrán un botón de emergencia que los usuarios pueden usar para pedir ayuda.

El sistema proveerá al sistema de salud información crucial sobre si las personas monitoreadas han estado en áreas de alto riesgo o han estado en contacto con una persona infectada.

El presidente de la compañía, George Kuruvilla, dijo que probablemente las pulseras se implementen en el mes de mayo, informó la cadena BBC.

El país asiático ha registrado más de 18.600 contagios por coronavirus y 590 muertes.

Las autoridades temen que falten alguna semanas para el pico de la pandemia y esperan que para esa fecha ya estén implementadas y en funcionamiento miles de pulseras, pero no se ha publicado una cifra exacta.

El primer ministro Narendra Modi instó a los 1.300 millones de personas del país a descargar una aplicación gubernamental de rastreo de contactos, llamada Arogya Setu, para ayudar a determinar su riesgo de infección.

Hasta la fecha se ha descargado más de 50 millones de veces desde su lanzamiento el 2 de abril.

Kuruvilla aseguró que las pulseras podrían integrar datos capturados en la aplicación.

Estas medidas de control se producen dos días después de que India empezara a relajar algunos sectores de la economía, después de tres semanas de duras medidas de confinamiento decretadas por el gobierno de Modi, que triplicaron el desempleo y sumieron al país en una severa crisis económica.

Desde el lunes, el gobierno permite ciertas actividades agrícolas, de las que depende más de la mitad de la mano de obra del país, la construcción pública en rutas, los proyectos de riego e industriales en áreas rurales.

También se habilitó la restauración de la cadena de suministro en las empresas agrícolas y el movimiento de camiones que transportan suministros esenciales a diferentes ciudades.

Fuente: Télam