Modelo Fitness

Bianca Ramos es la misionera que a los 16 años fue electa mejor rostro de la Argentina, eso la llevó a realizar producciones para Dior, Victoria's Secret y L’Oreal. Hoy, con 22 años camina los senderos del mundo fitness, donde ya obtuvo tres medallas de oro.

19/04/2020 20:55

Hay algo que define a Bianca Ramos por completo: a los 16 años, fue electa mejor rostro de la Argentina. Y ese mismo año, fue la chica de la revista SevenTeen.

Desde ese instante se convirtió en una de las argentinas más bellas del momento. Y no es de extrañar, con su cabellera rubia, facciones marcadas y ojos celestes, era difícil que el mundo de la moda se le resistiese a Bianca.

Su formación como modelo viene de cuna. Oriunda de Posadas, creció en el seno de una familia donde el modelaje es parte de la rutina, “ya que mis padres se encontraban en el ambiente del modelaje”. Entonces, llegó a las pasarelas con apenas 7 años, “siempre acompañada por mis papás”.

Para cuando cumplió los 17 las propuestas no dejaban de llegar. Y entonces, fue modelo de rostro del maquillador de Dior, Francisco Ingratta, desfiló para Victoria’s Secret en Paraguay y fue la Imagen de la campaña L’Oreal.

Lo que vino después fueron más producciones y desfiles importantes junto a famosas como Emilia Attias, Pampita, Silvina Escudero, Ingrid Grudke, Pamela David, Rocío Marengo, Jesica cirio, entre otras. Pero sin dudas, uno de sus mayores logros fue representar a nuestro país en el certamen Miss Teen Universe 2016, en Costa Rica, donde obtuvo el quinto lugar.

Actualmente, con 22 años, además de ser una modelo de gran belleza y profesionalismo, es una chica fitness, ocupación que desempeña con bastante entrega y amor.

Pero ¿cómo decidió ser modelo fitness? Durante la entrevista con Revista SextoSentido, la modelo nos contó que en el 2017 empezó a entrenar en un gimnasio donde competían muy de seguido y “comencé a observar los cuerpos con una dieta estricta y me llamaba la atención, así fue como decidí probar esa dieta y competir. De todos modos, en el transcurso de las competencias nunca dejé de lado el modelaje”.

“Si te gustan las verduras y frutas, aprovéchalo. Con el tiempo vas a notar cambios y te va a encantar, tener una vida saludable es súper importante”.

Y después de meses de entrenamiento se animó a competir. Fue en julio de 2017, en la categoría Fitness Model en Iguazú, donde obtuvo el primer puesto y un diploma de la Asociación Misionera de Fisiculturismo y Fitness. “En ese momento me di cuenta que todo esfuerzo tiene su recompensa, no es fácil llevar una dieta tan estricta, sin tener permitidos. Pero al ver los resultados es lo más satisfactorio y me sentí orgullosa de mi misma”.

Pasaron dos meses y volvió a concursar, esta vez en Oberá. Su cuerpo fitness, fuerte y esbelto la ubicó nuevamente en el primer puesto, con un diploma de Torneo de Fitness y Fisiculturismo de Oberá Classic. “Pensé que no iba a competir más, ya que la experiencia la tenía adquirida”. ´Pero no fue así, ya que en noviembre del 2019 volvió a los torneos y nuevamente, se subió al podio para levantar la medalla de oro en la categoría Fitness Model. “Con una satisfacción enorme, tanto sacrificio, esfuerzo y constancia, no tiene precio”.

Para Bianca, transitar el mundo fitness no significó un cambio brusco. Al contrario, desde muy pequeña le gusta cuidarse en la alimentación y hacer actividad física. Entonces “no me costó”. Aunque en este ámbito existe desafío bien marcados y uno de los fundamentales es la alimentación y por supuesto, el entrenamiento. “Constancia en la dieta y el poder superarte”. Porque al tener una alimentación “tan estricta, el cambio de humor es notable, muchas veces pasa que uno quiere rendirse, pero al ver los resultados es donde más fuerza te da a seguir adelante.

“Te recuerdo que además de una buena alimentación es importante acompañar con alguna actividad física, ya que los cambios no ocurren solos”

Como metas futuras, la modelo fitness nos cuenta que planifica seguir entrenando y compitiendo. Aunque aclaró que lo hace como pasatiempo, “ya que me gusta y me exijo un poco más en la alimentación y veo sus resultados”.

En cuanto a su carrera como modelo, la rubia sigue realizando producciones importantes y por estas horas se encuentra trabajando, como modelo, para la agencia Alta Management en Paraguay.

No dejamos de entrenar

En estos días de aislamiento social Bianca continúa entrenando. “Busco videos en YouTube de entrenamientos y los realizo”. Y nos contó que para ser una modelo fitness es necesario tener una alimentación cuidada. A su vez, implica tener una vida saludable y hacer actividad física.

“En el transcurso del día tengo 6 comidas diarias, 4 que son las principales: el desayuno, almuerzo, merienda y la cena. Y entre esas 2 colaciones que incluyen frutas o algún lácteo light”

La alimentación incluye: verduras, frutas, carne, huevos, pollo, pescado, hamburguesas de legumbres y de carbohidrato únicamente en el almuerzo.

Por
Susana Breska Sisterna
Lic. En Comunicación Social
[email protected]

Fotografía gentileza: O. Chavez// C. Kevin//