Los dos infiernos del Home Office y como superarlos

Trabajar desde la casa trae beneficios y también complicaciones. Cómo organizarse para que el home office sea productivo.

18/04/2020 22:17

Home office

Los dos infiernos del home office

Mucha gente anhela trabajar desde la “comodidad” de su casa. Hoy estamos obligados a recurrir a esta modalidad por la realidad que nos vino a plantear esta pandemia del coronavirus.

Trabajar desde el hogar puede convertirse en dos tipos de infiernos:

El infierno de la postergación

Este tipo de infierno nace de la procrastinación, del no hacer nada, el cual se convierte en un círculo vicioso.

El bienestar se deteriora aceleradamente. La confianza recibe un golpe y comienza a sentirse defraudado, y con bronca hacia usted mismo.

El infierno del adicto al trabajo

El segundo sucede cuando comenzamos a trabajar todo el tiempo. Nos despertamos, comenzamos a trabajar y terminamos antes de acostarnos o, a veces, incluso nos acostamos más tarde.

Es porque pasamos todo el día en la misma habitación y perdemos el sentido entre el trabajo y el ocio. Esto suena productivo. Pero a menudo no es sostenible y cuando estamos privados de diversión/ocio por demasiado tiempo, comenzamos a temer al trabajo, que parece una montaña gigante de trabajo pesado que siempre se avecina. No lleva mucho tiempo y comenzamos a posponer las cosas. Entonces generalmente nos deslizamos en el primer infierno de la dilación.

En ambos infiernos también puedes comenzar a experimentar un aislamiento social que, si no estás acostumbrado a estar solo, puede volverte loco bastante rápido.

Por lo tanto, para mantenerse productivo y sano es importante crear una rutina diaria.

Los pasos para lograr esto último son:

1  Planificar los horarios de inicio y también de finalización de las tareas laborales. Esto impedirá que caiga en cualquier estado no deseado del home office.

También le dirá a su cerebro que no todo es trabajo, para no sentirnos aburridos. Cuando sabemos que hay un tiempo para terminar es más fácil comenzar a trabajar.

2 – Para todas las personas, el tiempo libre es indiscutidamente beneficioso para la salud mental así que, planificar el tiempo de ocio es fundamental. Esto es porque si no tenemos una idea de qué hacer después de trabajar tendemos a seguir trabajando. Permítase hacer otras cosas divertidas en su casa. Por ejemplo, jugar juegos de mesa o cocinar esa receta que le gusta. También a la vez, puede ocuparse de su salud entrenando con rutinas de ejercicios aptas para hacer en el hogar. No es mala idea dejar una esterilla en medio de la sala para recordarle hacer estiramientos.

3  – Mantenerse lejos de las distracciones. La mayoría de nosotros queremos trabajar, pero es fácil caer en distracciones y perder el tiempo sin pensar. Y luego nos damos cuenta de cómo desperdiciamos las últimas 3 horas de nuestra vida en Twitter o Youtube y nos argelamos. Aléjese del ruido colocándose auriculares, del teléfono y de cualquier aplicación que lo distraiga.

4 – Comience a trabajar a la hora que lo dispuso, esto hace que empiece el día con ímpetu y motivación e impulso, así será más productivo y no caerá en la monotonía de la postergación sólo porque se encuentra en su casa.

5Vestirse acorde como si estuviera en su lugar de trabajo habitual. Es muy difícil seguir un ritmo si se queda todo el día en piyama, además no deje de afeitarse y ducharse. Haga una rutina normal de trabajo.

6Disfrutar del tiempo libre como un premio al trabajo que hace, así respetará ese ciclo productivo de costo-beneficio.

7Mantenerse positivo es quizas también un hábito difícil en tiempos de home office porque no estará obligado a mantener la sonrisa, así que es buena idea tener paciencia y dedicarse un rato a automotivarse y no repetir pensamientos negativos. 

8 – Elija un solo lugar para trabajar. Este paso y el de vestirse ayudan a separar la vida laboral de todo lo demás. Literalmente cuando deje ese lugar dejará también de estar en el trabajo. Tener un lugar dedicado para el trabajo envía a su cerebro una señal clara:

“¿Estoy aquí? Bien, ahora es el momento de concentrarse “.

9 – En lo posible tenga dos dispositivos diferentes, uno para trabajar y otro para el tiempo libre, así podra bloquear en uno el acceso a esas páginas o aplicaciones que lo distraen. Si no es posible puede configurar dos perfiles o sesiones en su computadora.