Asesinan a una mujer de un escopetazo en el rostro

El femicidio ocurrió en la noche del viernes en un domicilio situado en la calle Paisano al 500, de ese distrito situado al sudeste del Gran Buenos Aires, y la víctima fue identificada como Paola Pereyra.

18/04/2020 16:46

La mujer de 36 años fue asesinada de un escopetazo en el rostro en la puerta de su domicilio del distrito bonaerense de Florencio Varela y por el hecho fue detenido su exesposo, de 48, en el marco de un nuevo femicidio perpetrado durante la cuarentena general.

Según indicaron testigos citados por fuentes policiales, todo ocurrió cuando el exesposo de la mujer acudió a la casa en la que ella vivía junto a sus dos hijos y su actual pareja.

El hombre, llamado Ernesto González, dijo que llegaba para llevarle alimentos a los chicos, que eran fruto de su extinta relación con Pereyra.

Cuando la mujer acudió a la puerta, se produjo una discusión y González le efectuó un disparo de escopeta en la cara.

La actual pareja de la víctima salió de la casa y se trenzó en lucha con el agresor, el cual finalmente escapó a la carrera, mientras que Pereyra murió a los pocos minutos.

La Policía acudió al lugar tras el alerta de la actual pareja de la víctima y realizó un operativo de rastrillaje para intentar detener al asesino, lo que se logró a unas diez cuadras de la escena del crimen.

El hombre, que trabajaba como pintor y se domiciliaba en la localidad de San Francisco Solano, en el vecino partido de Quilmes, fue llevado a la comisaría segunda de Florencio Varela.

Mientras que por el momento no se había logrado encontrar el arma homicida, el detenido fue imputado del delito de “homicidio agravado”, en una causa en la que intervino la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 5 descentralizada de Florencio Varela, que depende del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

Según datos recopilados por el Observatorio de Femicidio Adriana Marisel Zambrano, que depende de la Asociación Civil Casa del Encuentro, antes del crimen de Pereyra y desde el 20 de marzo pasado, cuando arrancó la cuarentena obligatoria por el coronavirus COVID-19, ya habían sido asesinadas 21 mujeres, entre ellas cuatro niñas.

Fuente: Agencia de Noticias NA