Piden que se cumplan las medidas de seguridad para el traslado de tareferos

Desde los sindicatos que nuclean a los trabajadores rurales insisten en protocolos que determinen cómo se debe concretar la actividad agraria. Solicitan más controles ya que muchos los eluden.

16/04/2020 08:31

OPERATIVOS. Trabajo y la Policía labraron actas porque un camión que infringía con las normas.

La zafra yerbatera es una de las actividades exceptuadas, por lo tanto se puede desarrollar siempre y cuando se ejecuten las medidas establecidas.

Sin embargo, desde los sindicatos que nuclean los trabajadores rurales manifestaron su preocupación en relación a la seguridad y la higiene de los obreros de la hoja verde debido a que no se cumple con el protocolo sanitario establecido para evitar el avance del coronavirus.

Solicitan normativas claras que determinen cómo se debe concretar la actividad agraria, como así también la importancia de la concientización.

La inquietud se da a raíz de que el martes, inspectores del Ministerio de Trabajo y Empleo detectaron un camión que circulaba por un camino vecinal de acceso a la ruta provincial 20 en Apóstoles, el cual transportaba a nueve tareferos y que no sólo estaba incumpliendo con la normativa de higiene y seguridad laboral para trasladar a los trabajadores vinculados a la actividad rural, sino que también infringía las medidas para evitar la propagación del COVID-19.

En este caso, la Policía provincial labró un acta y secuestró el vehículo. Mientras que los inspectores del organismo realizaron el acta de seguridad y salud.

Al respecto, el subdelegado regional de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), Carmelo Rojas, expuso en conversación con El Aire de las Misiones por la 89.3 que “insistimos en una decisión política y que se coordine con las distintas fuerzas de seguridad porque es habitual -durante la zafra- que a los trabajadores se les traslade de forma riesgosa”.

En el contexto de la cuarentena, dijo que la situación es más preocupante aún “porque el Ministerio de Trabajo no está atendiendo debido al aislamiento, por lo cual la situación se presta para que los contratistas inescrupulosos sigan exponiendo a los trabajadores e incumplan con sus derechos”.

Ante este panorama, enfatizó que “se necesita un protocolo claro y que el control sea a través de las fuerzas de seguridad. Deben haber sanciones fuertes para los que no cumplen”. Agregó que “de por sí el trabajador está expuesto y ahora está comprometiendo su salud al seguir trabajando, pero al no brindarles las condiciones necesarias hay un mayor riesgo”.

Además, consideró que de coordinarse los trabajos con las fuerzas de seguridad y se controlan los traslados, se estaría reduciendo en un gran porcentaje todas las precariedades que presenta el sector.

Indicó que “se estima que el 80% de la cosecha se hace de forma tercerizada; por lo tanto si se controla esa franja se estaría revisando ese porcentaje del traslado riesgoso, del trabajo infantil y el campamento infrahumano”.

Contó que “sabemos que el gobernador (Oscar Herrera Ahuad) mandó a Nación un protocolo y creemos que está contemplada la actividad de la yerba mate”.

Por su parte, la secretaria general del Sindicato Único Obreros Rurales (SUOR), Ana Cubilla advirtió a PRIMERA EDICIÓN que en la zona de Andresito “vemos los camiones con tareferos y si bien dicen que deben estar a un metro de distancia, eso no sucede en cuanto al transporte”.

Pero, reconoció que un problema es que “muchos eluden los controles porque transitan por los caminos rurales o las picadas”.

Asimismo, manifestó que “no hay un tutorial de llegada fácil a los trabajadores, las patronales o cuadrilleros para que se tome conciencia sobre la situación actual”.

Apuntó que los obreros rurales “no tienen ropa, escasean los barbijos, los cuales son de telas muy precarias y usados muchas veces. Falta una política de Estado sobre la situación de la condiciones laborales de los trabajadores agrarios en general y en este caso de los tareferos”.

En tanto, la ministra de Trabajo y Empleo, Silvana Giménez, señaló que “reforzar los operativos de control y fiscalización nos permite verificar que los derechos de los trabajadores rurales se cumplan, cuidando su salud y calidad de vida en una actividad esencial, la cosecha de yerba mate”.

 

Problemas con la circulación

Uno de las complicaciones a las que se enfrentan los obreros de la hoja verde es la posibilidad de circular hacia los yerbales.

Ante esto, Rojas dijo que los tareferos “tienen muchas complicaciones para acceder a las páginas para sacar el salvoconducto, por eso creemos que si el trabajador tiene el alta dentro del Convenio de Corresponsabilidad Gremial ya está demostrando que es alguien que está exceptuado de la cuarentena y que debe cumplir con su trabajo”.

Cubilla, en tanto, expuso que antes se veía trabajadores que se trasladaban de una localidad a otra para realizar la zafra y “en esta temporada esto no se puede hacer”.

A su vez, Julio Peterson de la Asociación Civil de Productores Yerbateros del Norte contó a este Diario que “en Andresito no se aceptan trabajadores que no tengan domicilio en la localidad. La idea es evitar el traslado del personal de otros pueblos”. Además, deslizó que “se está trabajando para que el tarefero llegue por sus medios”.