En Oberá sólo funcionarán los colectivos que llevan al hospital

Dentro de una "batería" de estrictas medidas complementarias, la Municipalidad suspendió reservas y hospedajes en los alojamientos hoteleros de la ciudad.

18/03/2020 18:08

El Ejecutivo municipal de Oberá decidió endurecer aún más las medidas en el marco de la Emergencia Epidemiológica y Sanitaria para evitar la propagación del dengue y el coronavirus, y para ello emitió ayer la Resolución Nº398/2020 en la que suma restricciones de funcionamiento y asistencia a lugares públicos y privados.

La nueva norma, que se enviará al Concejo Deliberante para que la refrende, restringe el tránsito de colectivos urbanos el domingo y el lunes próximos y únicamente podrán circular (e incluso reforzar sus frecuencias) las líneas que conectan el hospital SAMIC con el Kilómetro 10, Barrio Norte, Cien Hectáreas, Villa Barreyro y barrio Las Palmas, además de la línea Tarjeta Naranja-Pueblo Salto.

Además, con la suspensión de todos los ómnibus de larga y media distancia durante el fin de semana largo, se establece el cierre total de la terminal obereña desde el sábado 21 hasta el martes 24.

Quedan totalmente suspendidas hasta el día 31 de marzo las actividades en gimnasios, guarderías, natatorios, peloteros y servicios de velatorio, y en el cementerio municipal se suspende la atención al público para consultas de ubicación de parcelas y permisos de construcción.

En cuanto a licencias de conducir, se exime de la realización del curso teórico-práctico a las personas mayores de 66 años y a aquellos que presenten el carnet caducado en el trámite de renovación, siempre que su vencimiento opere entre este jueves y el 31 de marzo. Esta medida será prorrogada de manera automática por 15 días corridos, salvo resolución en contrario.

Por otra parte, se suspende desde este miércoles y hasta el 3 de marzo cualquier reserva u hospedaje en cualquier tipo de alojamiento hotelero y extra hotelero de la ciudad, los cuales sólo podrán mantener en el establecimiento “a los ciudadanos que se encuentren en situación de aislamiento obligatorio en virtud de las medidas dictadas por la Autoridad Sanitaria en relación con el coronavirus COVID-19”.

Los agentes de viaje y los establecimientos hoteleros de la ciudad deberán devolver a los turistas usuarios “toda suma de dinero que hubieren percibido en concepto de reserva por alojamientos a ser usufructuados durante el periodo” mencionado.

Para mercados, maximercados y supermercados se dispone que solo podrá ingresar a ellos una persona por núcleo familiar y será obligatorio mantener una distancia mínima de dos metros en las filas, además de las restricciones ya conocidas de cantidad de personas en el interior de los establecimientos (una persona cada dos metros cuadrados) y la implementación de un horario exclusivo de atención a las personas comprendidas en los grupos de mayor riesgo.

Disposiciones similares rigen también para las entidades bancarias.