Diego Pave y un regreso con sabor a revancha

El arquero de Guaraní volvió para intentar lograr lo que faltó el año pasado: el ascenso. Ya clasificado, quiere sacarse esa espina que le quedó clavada por no poder jugar las finales del 2019 por una maldita lesión.

06/03/2020 08:18

Diego Pave - El arquero de Guaraní afronta un nuevo Regional con la Franja

Quiero la revancha de esa lesión que tuve en la semifinal, me quedó esa bronca”, fue lo primero que aseguró el arquero de Guaraní, Diego Pave al comenzar la entrevista con EL DEPORTIVO.

El Uno se refiere a la última jugada del partido en Goya ante Huracán por el Torneo Regional Federal 2019 de fútbol. El local contaba con un tiro de esquina a su favor y Maximiliano Gauna ganó en el aire, la pelota tenía destino de gol hasta que apareció la figura de Pave, que con una notable tapada evitó la caída de su valla.

Sin embargo, sufrió una luxación en el codo izquierdo y así se terminó el torneo del año pasado para él porque no pudo jugar las finales por culpa de esa maldita lesión.

Por eso habla de revancha, porque se quedó con esa espina clavada y, por esa razón aceptó el desafío de volver a Villa Sarita para ir en busca del ascenso. “Estoy muy contento de haber vuelto, más después de una temporada en la que llegamos a la final, aunque el objetivo no se logró”, contó el arquero formado en Boca Juniors.

Pave sabe que el Regional es muy complicado, pero admitió que en La Franja tienen la ilusión de tener una buena temporada y aunque cuenten “con un plantel totalmente renovado”. Todos los jugadores confían en llegar al principal objetivo de ascender.

“Sabemos que todos los equipos nos van a querer ganar y no solamente en la provincia, sino también afuera”, dijo y añadió que “en todo el país se habla de Guaraní, tengo colegas y técnicos que mencionan a La Franja como candidato, pero eso hay que demostrarlo adentro de la cancha”.

Con respecto a los planteos de cada partido, el portero señaló que “tenemos que ser muy inteligentes, no hay que regalar nada, mucho menos puntos. Cuando no se puede ganar de visitante por lo menos no debemos perder”.

Aunque nosotros vamos a salir a ganar en todos lados”, sentenció.

Pave llegó cuando todavía estaba Manuel Dutto al frente de La Franja, un entrenador que ya conocía del año pasado, pero hubo un cambio y se tuvo que amoldar al nuevo DT, Darío Labaroni. “Ya lo conocíamos mucho a Manuel y el sistema que utilizaba era un clásico 4-4-2. Sin embargo, con la llegada de Labaroni jugamos de una manera distinta”.

Respecto a las diferencias, el arquero precisó que “el sistema que prefiere Darío me obliga a jugar más con los pies” y en esta línea sostuvo que “en mi caso soy más de la vieja escuela. Cuando empecé a jugar no se usaba tanto el pie, pero me tengo que acostumbrar ya que la prioridad es salir jugando siempre por abajo”.

La Franja ya clasificó a la segunda fase y sabe que ahora se viene lo más difícil. Para ello, Diego Pave tiene las manos preparadas para que esta vez la revancha tenga un sabor más dulce.