Dos misioneros integrarán la Selección Argentina de karate

La mejor de las noticias recibieron el último finde Jorge Rivas (35) y Valeria Sosa (28): fueron convocados a la Selección Argentina JKS y ya se preparan para el Mundial de Japón. “Me emociona mucho”, sintetizó Vale a EL DEPORTIVO. Para Jorge serán ¡¡¡21 años!!! con la celeste y blanca.

05/03/2020 07:28

Karate Argentina - Jorge Rivas y Valeria Sosa fueron convocados a la Selección Argentina JKS y ya se preparan para el Mundial de Japón

ILUSIÓN. Jorge y Valeria se preparan para medirse ante los mejores del mundo en Japón.

No hay mayor orgullo para cualquier deportista que el de representar a su país a nivel internacional. Por eso, la del último fin de semana no fue una noticia más para Jorge Rivas (35) y Valeria Sosa (28), los dos misioneros que fueron nuevamente convocados para la Selección Argentina de karate JKA (Japan Karate Association).

Ambos ya tienen experiencia con la celeste y blanca, claro, pero eso no quita el mérito de estar otro año en lo más alto de la disciplina a nivel nacional. En el caso de Valeria, es el cuarto llamado para el team argentino. Lo de Rivas, en tanto, es histórico y propio del Guinness: ya son ¡¡¡21 años!!! con la camiseta albiceleste, un logro difícil de superar.

Rivas, cuyo tremendo historial lo llevó a quedarse con el Oro Revelación en la Fiesta del Deporte 2004 de PRIMERA EDICIÓN y con el Oro Consagración en la cita de 2017, aseguró que la convocatoria fue una alegría, claro, sobre todo por haber logrado mantenerse una vez más en la elite.

La verdad es que no deja de ser una alegría y un triunfo personal después de tanto esfuerzo. Este año quedamos con Valeria, que hizo muy buenas peleas, así que probablemente participe en individual”, explicó a EL DEPORTIVO Rivas que, en ese sentido, el del registro histórico, tiene un currículum difícil de igualar.

“La clasificación en el Selectivo no fue fácil, no es un torneo estándar y, además de los combates, también se analizan los rendimientos de los últimos años. Tenés que terminar entre los cuatro primeros para quedar y lo logramos, así que en lo personal estoy muy contento”, continuó.

Jorge ya participó en seis mundiales. El primero fue en Japón 2000, donde terminó tercero en kumite (combate) individual en Juveniles y se transformó en el único medallista argentino en esa categoría hasta el momento. Luego fue medalla de plata en mayores, con el equipo argentino en Japón 2004. En Australia 2006 fueron otra vez segundos tras caer en la final ante Japón. En Tailandia 2011 y Japón 2014 el equipo quedó eliminado en cuartos de final. Y en Irlanda 2017, Argentina volvió a repetir la plata, una vez más tras caer en la final ante los japoneses. No obstante, en esa última oportunidad, Rivas se dio el gusto de ganar la única pelea triunfante para Argentina: el resultado final fue 4-1.

“Ya fui tres veces a Japón, así que esta será mi cuarta vez. El Mundial es del 22 al 26 de octubre en Takahashi. Por primera vez no se realizará en Tokio. Se movió de la capital porque se resolvió no encimar los Juegos Olímpicos con el Mundial”, explicó Jorge, quien sigue atento las noticias sobre los casos de coronavirus: “si los JJOO se postergan para uno o dos meses después, peligra nuestro Mundial”.

A diferencia de Jorge, para Valeria la de este año será su primera participación mundialista. “No conozco Japón, así que fue una alegría muy grande recibir esta convocatoria. Mi sueño siempre fue poder ir a un Mundial, así que esto será una suerte de revancha para mí”, relató Sosa a EL DEPOR en relación a que estuvo a punto de ir a Irlanda 2017, pero una lesión la privó del sueño. “Ese año me quedé con las ganas, pero ahora voy por todo”, agregó.

La de Vale es la cuarta convocatoria a la Selección Argentina de Karate. La primera fue en 2016, donde debutó a nivel internacional en el Sudamericano de Chile y se volvió con el bronce en kumite individual. En 2017 quedó marginada del Selectivo por una lesión ligamentaria, pero volvió en 2018 y fue oro por equipos en el Panamericano de Perú. Y en 2019 repitió la gloria panamericana, ahora en Colombia, donde se colgó el oro en combate, tanto en equipos como en individual.

Estar otra vez en la Selección no deja de sorprenderme. Yo empecé a practicar karate de grande, con 21 años, entonces ese tipo de cosas me emocionan un montón. Es una alegría enorme para mí”, añadió.

¿Cómo sigue ahora el camino rumbo a Japón para los misioneros? Pues bien, el 16 de mayo participarán de la Copa Itaya, el Nacional de Clubes, que se realizará en Mendoza. “El día anterior se realizará una concentración especial con todos los seleccionados”, explican los chicos.

El próximo encuentro será en julio, en Buenos Aires, en un entrenamiento de tres días. Y el cierre será en Neuquén, durante la segunda quincena de octubre, en el Nacional de provincias. “La idea es que, una vez que termine ese torneo, quedemos concentrados siete días allá, luego viajemos a Buenos Aires y, desde allí, emprendamos el camino hacia el Mundial”, agregaron.

Claro que todos los integrantes de la Selección deben llevar adelante un riguroso entrenamiento diario que es seguido de cerca por los entrenadores. “Nos bajan una línea de trabajo y cada uno se prepara en su provincia”, indicaron Jorge y Valeria, los dos misioneros que tendrán el honor y el orgullo de representar al país y a la provincia en la lejana tierra del sol naciente, ni más ni menos que la cuna del karate.