Una pasión que no conoce límites

El Cerro Porteño vs. River de la Libertadores 2019 marcó un antes y un después para Jardín América: fue el primer partido internacional transmitido en vivo por una radio de la localidad. “Fue toda una aventura, nos bancamos como pudimos, fuimos en auto con un contador y un docente”, contó a EL DEPOR el ideólogo, Esteban González (24).

17/02/2020 18:12

VOZ DE RADIO. Esteban y la credencial de la final de la Copa Sudamericana, partido que se escuchó en Jardín.

Bien en serio se tomó eso de volver con el título bajo el brazo y aplicar todo lo aprendido en casa. Esteban González Kreitmayr (24) no dudó cuando regresó a Jardín América y así generó una revolución en la radio del interior provincial: durante 2019, por primera vez una emisora de la localidad transmitió un partido internacional de fútbol.

El Cerro Porteño ante River Plate de la Copa Libertadores 2019 significó mucho más para la localidad distante a 100 kilómetros de Posadas. Fue el principio de una aventura que ya tiene varios capítulos y que, asegura Esteban, se seguirán sumando.

En diálogo con EL DEPORTIVO, González contó cómo fue que surgió la idea de transmitir para Jardín el fútbol continental, la odisea de los viajes y los desafíos que se vienen. “La magia de la radio sigue viva y no se va a morir, siempre habrá alguien escuchando radio”, anticipó la voz del gol jardinense.

 

¿Cómo arrancaste con la radio?
Desde 2016 estoy con el periodismo deportivo. Siempre me gustó la radio, mamé radio por parte de mis viejos, Raúl González y Diana Von Kreitmayr, que hacen locución desde que era chico. Yo nací en Jardín América, pero por todo esto es que en 2014 me fui a estudiar Periodismo Deportivo a Buenos Aires. Allá me recibí e hice también el curso de relato deportivo. Y empezamos allá a seguir la campaña de Crucero del Norte en Primera, cuando jugaba en Buenos Aires, siempre para radio FM 105.7 San Expedito de Jardín.

 

¿Y qué pasó cuando volviste a Jardín América?
Volví y no había ninguna radio transmitiendo los partidos de los equipos de acá. Hasta ese entonces, los resultados de Timbó o Deportivo Jardín se transmitían de boca en boca. Y bueno, llegué y propuse transmitir los partidos por la radio. Y con el apoyo de los comercios de Jardín, pudimos solventar esos gastos y empezar a seguir a los dos equipos a todos lados.

 

¿Cómo llega la posibilidad de transmitir partidos nacionales?
Todo empezó con la despedida de Rodrigo Mora de River Plate, que fue en junio del año pasado. La chance llegó porque un profesor mío de Buenos Aires hizo los contactos. Yo soy hincha de River y me tocó en el corazón. Al principio, no pensé que iba a ser posible que nos acrediten. Me preguntaba quién le iba a dar importancia a una radio “del interior del interior”. Pero surgió esa posibilidad, se transmitió ese partido y ahí empezó el baile.

 

¿Y estar ahí esa noche?
Fue algo muy lindo pisar el Monumental y una alegría enorme ver tantas glorias del Mundo River. Fue algo hermoso, estaban Gallardo y casi todos los campeones de la Libertadores en 2015 y 2018.

 

Ese fue el puntapié…
Sí. Y bueno, después llegó el partido entre Cerro Porteño y River, por la Copa Libertadores 2019, que ya quedó para la historia. Como tengo parientes cerca de Asunción, empecé a mover los contactos y llegué al jefe de Prensa de Cerro. Para nosotros, es más cerca ir a Asunción que a Buenos Aires. Y se dio. Transmitimos ese partido y fue algo histórico, porque por primera vez una radio de Jardín América transmitió un partido oficial a nivel internacional. Fue toda una aventura. Fuimos en auto con un contador público y un docente, todos de Jardín. Y bueno, el precio fue que todos tuvieron que trabajar (se ríe). El docente, mi hermano, comentó el partido y el contador hizo la locución comercial. Nos bancamos con las publicidades de los comercios de Jardín y también de algunos municipios, que colaboraron.

 

¿Y qué repercusión tuvo?
Lo escuchó todo el pueblo. Encima después del partido fuimos a la zona mixta y estaba Marcelo Benedetto, de Fox Sports, haciéndole una nota a Gallardo. El Muñeco terminó de hablar con él y ahí nosotros aprovechamos para sacarnos una foto. Y la cuestión es que esa foto con Gallardo salió televisada por Fox Sports en vivo. Después la gente de Jardín me decía ‘che, te vimos por la tele’.

 

Y luego vino la final de la Copa Sudamericana…
Sí, Colón ante Independiente del Valle. Conseguí el número del jefe de Prensa de la Conmebol… y ahí a gestionar de vuelta, eso es todo un trabajo. Y bueno, la cuestión es que esa vez me fui con un odontólogo, con un preceptor y con un informático, que es hincha de Colón, todos de Jardín. Y obviamente los hice trabajar a todos, menos al de Colón, que estaba como loco. El preceptor fue mi comentarista y al odontólogo le tocaron las publicidades.

 

¿Hubo un tercer partido?
Exacto, que fue la final de la Copa Argentina, entre River y Central Córdoba en Mendoza. Conseguimos los pasajes en avión por low cost y fuimos con mi papá y el odontólogo. Siempre va alguien que no tiene que ver con el rubro, pero así nos hacemos el aguante y tratamos de cubrir los gastos.

 

¿Te deja algo de ganancias un viaje así?
Algo queda para poner el pan sobre la mesa, pero mucho de esto tiene que ver con la pasión. Eso es lo que vale la pena. Y realmente puedo decir que fue un año histórico para mí y para la radio, más allá de que 2019 fue difícil. Creo que también fue histórico para la radio del interior provincial.

 

¿Es cierto que estuviste cerca de transmitir la final de la Copa entre River Plate y Flamengo?
Teníamos todo listo y hasta estaba acreditado para la final de la Libertadores en Chile, pero cuando se cambió la sede a Lima, no me cerraron los números. Iba a ser algo histórico que una radio de Jardín transmita la final de una Sudamericana y de una Libertadores, pero bueno… Vamos a esperar a este año, que la final de la Copa es en Río de Janeiro y de la Sudamericana en Córdoba.

 

¿Qué se viene para 2020?
Tengo el desafío de transmitir Libertad ante Boca en Asunción, por la Copa Libertadores. Y también me gustaría relatar algún partido de las Eliminatorias para el Mundial de Qatar. Además está la Copa América acá, así que vamos a estar bien atentos.

 

¿Te imaginás relatar para Jardín una Copa del Mundo?
Sería un sueño, una final de un Mundial o un partido de Argentina. Sería algo único. Ojalá se dé. Qatar es un poco lejos (se ríe), pero bueno, en 2026 se juega en Estados Unidos, México y Canadá. Ahí vamos a estar un poco más cerca. Veremos qué pasa y cómo estamos económicamente en esa fecha.

 

¿Qué te dicen en Jardín América?
Los vecinos me felicitan. Es más, cuando volvimos de la final de la Sudamericana, llegamos y ese domingo ya jugaba Timbó por el Provincial. Casi no dormimos, pero estábamos ahí. Y después del partido entrevistamos a un jugador del equipo y antes de la primera pregunta nos felicitó por la transmisión. Jardín es chico, entonces nos conocemos todos y siempre nos felicitan. Es algo muy lindo que la gente reconozca y valore el esfuerzo que hacemos.

 

¿La radio seguirá viva?
La magia de la radio sigue viva y no se va a morir, siempre habrá alguien escuchando radio, los taxistas, los remiseros, la calle. Creo que a la gente de Jardín le da orgullo escuchar un partido que sea transmitido por nosotros, mucho más cuando juegan Timbó o Deportivo. Allá no hay canal de televisión que transmita esos partidos. La gente de la colonia siempre escucha y nos manda mensajes, también desde Edelira o Capitán Meza, del otro lado del Paraná, en Paraguay. La radio está viva y va a seguir así.