Salto Ypotí

Ubicado a 14 kilómetros de El Soberbio, este salto invita a desviarse un poco de la ruta provincial 2 para disfrutar de su entorno natural. Si bien ya no es explotado turísticamente, los encargados aún reciben a quienes llegan para disfrutar del contacto con la naturaleza.

16/02/2020 15:41

Fotos: Juan Carlos Marchak – PRIMERA EDICIÓN

Ubicado a pocos kilómetros de El Soberbio, se encuentra el salto Ypotí, una caída de agua escondida entre el verde de la selva paranaense, tan oculto que inclusive muchos habitantes de la zona desconocen su existencia.

Y no es que esté en lo profundo de la selva o algo similar, sino que desde algunos años, la familia encargada decidió dejar de explotarlo turísticamente al considerarlo poco rentable.

De todas maneras, el sitio sigue abierto para los curiosos que deseen pasarse una tarde en inmediaciones esta cascada de agua cristalina e incluso pegarse un chapuzón para apaciguar el calor del verano misionero. Sólo deben pedir permiso al encargado, quien vive en la entrada del predio.

El nombre Ypotí proviene del guaraní y significa “aguas claras”, en referencia a lo cristalino del agua que corre desde el arroyo Capín Largo.

La cascada, de entre siete u ocho metros de altura aproximadamente, finaliza en una amplia pileta natural con una profundidad máxima de dos metros. Este maravilloso lugar se encuentra envuelto en el verde del monte, generando una vista única.

El acceso está en buen estado, y cuenta con escaleras de piedras que permiten descender hasta la “pileta”.

Los interesados pueden quedarse a acampar, claro, con el debido permiso del encargado, aunque hay que aclarar que el lugar realmente no se encuentra acondicionado para ello, más allá de contar con grandes espacios despejados.

En su día, este salto tuvo cabañas, baños, parrillas y todas las comodidades típicas de un camping, pero al dejar de ser explotado turísticamente, todo eso se fue perdiendo, y hoy en día nada queda.

Ante cualquier duda, puede comunicarse al 3764-650278.

De todas formas, esto dotó al salto de un aire más natural, formando un paisaje puro e ideal para quienes buscan desconectar al menos por un rato de la rutina y el ruido.

Llegar es relativamente fácil, ya que el salto se encuentra a sólo unos 14 kilómetros antes de llegar a El Soberbio, partiendo desde Colonia Aurora por la ruta provincial 2.

Una vez allí, desde la misma ruta hay que adentrarse a mano izquierda por un camino rural unos 300 metros, y luego hacer otros 150 metros a pie.

De todas maneras, se recomienda guiarse con la ayuda del googlemaps o una herramienta similar, ya que por la zona no hay ningún tipo de señalización y tampoco aparece en la mayoría de mapas turísticos.

La entrada es libre y gratuita.