Revolución verde

Timbó abre el juego en el Regional junto a la ilusión de toda una ciudad. “En nuestro equipo no hay ningún jugador pago, no pudimos hacer doble turno porque todos trabajan”, contó el DT Ricardo Morel a EL DEPOR. Enfrente estará El Nacio de Piray, con dos cambios obligados tras el debut ante Guaraní.

09/02/2020 08:47

Aunque lo económico prima, también en el fútbol, siempre hay una puerta abierta para la ilusión. Aunque sin el presupuesto de otros clubes, Timbó de Jardín América sueña en grande. Y hoy, desde las 17, dará el primer paso de su periplo en el Torneo Regional Federal Amateur 2020, cuando reciba en casa a Nacional de Puerto Piray, por la segunda fecha de la zona 7 de la Región Litoral Norte.

Aunque trillado, aquel concepto del “verde esperanza” le cabe como anillo al dedo a las sensaciones que hoy explotarán en el estadio de la avenida Islas Malvinas. Y el aliento que bajará de las tribunas no será sólo de los hinchas del Verde, como lo confirma el propio entrenador del team, Ricardo Morel, a EL DEPORTIVO.

“La gente está revolucionada, incluso nuestro clásico rival, Deportivo Jardín, porque en el plantel los tenemos a Ángelo López y Fer Escobar, que son jugadores de ese club. Hay una expectativa enorme por ir a la cancha para el debut. Esperamos una linda fiesta. Va a haber mucha gente y esperamos no decepcionar”, resaltó Morel, quien espera sumar de a tres para después “ir tranquilos a Posadas”, para enfrentar a Guaraní.

Timbó quedó libre en la primera fecha, algo que tuvo cosas a favor y en contra para el equipo. “Por un lado, fue una desventaja por el tema de la ansiedad, que juega en contra y tratamos de manejar; por el otro, fue una ventaja, porque pudimos ver a nuestros dos rivales en juego”, sintetizó Ricky, quien confesó que hace siete días viajó a Puerto Piray para ver el 0-0 entre La Franja y Nacional.

La confianza del director técnico y sus colaboradores se basa, entre otras cosas, en los casi dos meses de pretemporada. No fue sencillo, ya que el club no tiene jugadores rentados y hubo que buscar el mejor horario para que ninguno falte a las prácticas. “En nuestro equipo no hay ningún jugador pago. La mayoría de los chicos se dedican a la construcción, son albañiles, hay algunos comerciantes, otros que son changarines. Por eso no pudimos hacer doble turno y acotamos y comprimimos todos a un entrenamiento diario, de lunes a viernes, de 20 a 22”, explicó Morel. No hay plata, pero sobra la pasión: “Clasificar a segunda ronda sería algo muy lindo, ojalá se nos pueda dar”.

Sobre la idea de juego, el entrenador pretende apostar al ataque. “Tenemos ganas de salir a jugar y ser protagonistas, que el rival no tenga la pelota. Mi trabajo como DT es brindarles a los chicos las herramientas para que podamos llegar al arco y lastimar. Sabemos que no va a ser fácil, Nacional es un equipo ordenado”, opinó Morel, quien se guarda sus análisis para hoy a la tarde.

Con respecto a lo futbolístico, Timbó saldrá con los tapones de punta y con una única variante respecto al equipo titular que Morel probó durante los últimos amistosos. Sucede que Fernando Escobar sufrió una lesión menor en una rodilla y el cuerpo técnico resolvió cuidarlo. Su lugar en la delantera sería ocupado entonces por Alejandro Benítez.

En la vereda de enfrente, Nacional de Piray buscará sumar los tres puntos que le permitan alcanzar la cima de la zona, al menos hasta la fecha que viene. Una semana de extenuante trabajo fue la que vivió el entrenador Lucas Centurión, quien debió rearmar el equipo tras las expulsiones de César Maciel y el capitán Fabio Segovia, en el debut ante La Franja. En principio, Denis Maidana y Franco Monges ocuparán esos lugares, respectivamente: el primero haría dupla central junto a David Maidana, mientras que el segundo ocuparía el lateral izquierdo y Cristian Mendoza pasaría a marcar la punta derecha.

En tanto, con respecto a la ofensiva, Centurión podría apostar por Junior Acosta, de buen ingreso ante Guaraní, en reemplazo de Brian Inzaurralde. El plantel viajará hoy por la mañana rumbo a Jardín, donde almorzará y aguardará por el pitazo inicial.

El buen desempeño ante Guaraní elevó la autoestima del plantel, como lo ratificó “Tubi” Maidana a EL DEPOR. “Tenemos la confianza de que vamos por buen camino y podemos traernos los tres puntos desde Jardín. Demostramos ante Guaraní que tenemos potencial y hay ratificarlo ante Timbó”, sentenció el player, quien reconoció que “tenemos un par de bajas importantes, pero trabajamos muy bien en la semana y creo que a los que les toque entrar van a dar todo para que el equipo pueda lograr el triunfo”.

Sobre lo trascendental que es el juego con el Verde, el defensor remarcó que “para nosotros es fundamental ganar, ya que eso nos daría la posibilidad de pelear la clasificación. Es una fase muy corta y hay que sumar la mayor cantidad de puntos posibles”.