Con esfuerzo compartido, más de 200 familias tendrán casa propia

Por impulso de la Fundación Sagrada Familia, con la intermediación del IPRODHA y la colaboración del Colegio Notarial de la Provincia, en Wanda se instalará un barrio en tierras cedidas por la empresa Arauco.

18/12/2019 18:38

Imagen ilustrativa

A partir de la firma de un convenio a tres bandas firmado este martes en la sede del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (IPRODHA) entre dicho organismo, el Colegio Notarial de Misiones y la Fundación Sagrada Familia – Vivienda Digna, se inició el mecanismo para formalizar el título de propiedad para 221 familias del Alto Paraná misionero que, a través de un sistema solidario de esfuerzo compartido, tendrán sus casas propias en un predio cedido por la firma Arauco en Wanda, en la cual trabaja buena parte de los beneficiarios.

Durante la tarde quedó sellado también el acuerdo de donación de los terrenos entre la empresa y la mencionada fundación, con sede en Capital Federal y que desarrolla múltiples proyectos similares en todo el país y actualmente trabaja en otro de ellos también en el Norte provincial.

Jorge Garaicoechea, uno de los fundadores de la institución, explicó que ésta “nació para solucionar el tema de la vivienda, a través de un sistema de autoconstrucción y de solidaridad entre los miembros”.

Y la apoderada de la misma entidad, Rita Nardini, precisó que los beneficiarios de cada uno de sus proyectos se encargan de levantar todas las viviendas, sin conocer previamente cuál será su casa, y que luego éstas se van distribuyendo por sorteo o según alguna lista de prioridades por cuestiones de emergencia.

Por eso ambos agradecieron al IPRODHA “el hacer un puente de comunicación entre dos entes: uno que necesitaba y el otro que tenía la posibilidad de hacer algo” y al Colegio Notarial de la Provincia porque “sin la reducción de honorarios tal vez no sería posible concretar este proyecto en Wanda”.

El representante de este último, Juan Sarquis Rocabert, apuntó al respecto que “como institución buscamos que la gente tome conciencia de la necesidad de regularizar la documentación, por la seguridad que trae aparejado a la familia y por el valor que esa propiedad adquiere, entonces no podíamos estar ajenos a esta realidad y se llegó a este acuerdo para hacer una reducción de honorarios entendiendo esta finalidad social”.

SELLADO. Este martes por la mañana se firmó el convenio correspondiente.

 

Déficit de 100 mil familias

El presidente del IPRODHA, Santiago Ros, remarcó “la buena voluntad del Colegio Notarial de adecuar sus honorarios a una situación de carácter social y en este caso en particular destacar que una institución estrictamente privada como la Fundación Sagrada Familia haya promovido la construcción de un grupo de viviendas para trabajadores. Nosotros desde el Instituto lo único que hemos hecho es ir arbitrando medidas para acercar a las partes, colaboramos también con el relevamiento social o eventualmente si hay que hacer alguna mensura”.

Sí mencionó con orgullo que “con muy pocos recursos, en una provincia donde la situación de litigiosidad sobre la ocupación de la tierra es altísima, porque tenemos un muy alto crecimiento de la población, estamos trabajando en 63 mensuras en más de 40 municipios que abarcan a alrededor de 6.000 familias” desde que, a mediados de este año, el IPRODHA puso en marcha la Resolución 210 para resolver situaciones litigiosas mediante la negociación de las partes con el Instituto como “mediador amigable”.

En ese sentido, Ros recordó que “solo en Misiones tenemos un déficit habitacional de 100 mil familias y ese es un problema que no vamos a resolver solamente con un mecanismo: todos los agentes sociales, públicos y privados, tenemos que involucrarnos en eso”.