Quieren impulsar la producción de autos eléctricos en Misiones

“Es necesario crear las condiciones y los marcos regulatorios para dar lugar a la promoción de los autos amigables con el medio ambiente”, argumenta el impulsor de la iniciativa, el diputado Roque Gervasoni.

17/12/2019 08:09

EN EXPANSIÓN. El Sero Electric, primer auto eléctrico de fabricación argentina, salió a la venta hace tres meses.

Entre las múltiples iniciativas ambientales que ingresaron en los últimos meses a la Legislatura provincial y cuyo tratamiento deberá esperar hasta el año próximo, una de las más llamativas es un proyecto de “Ley de Fomento a la Industrialización de Vehículos Eléctricos y Alternativos”, a través del cual el diputado renovador Roque Gervasoni se propone impulsar la producción de este tipo de unidades movidas por energías alternativas, tanto para uso particular o profesional, agrícola, transporte de carga y público de pasajeros, como medio para contribuir a la reducción de la contaminación ambiental.

Al mismo tiempo, aspira a generar investigaciones aplicadas al mencionado sector.

La iniciativa, que una vez ingresada a la Cámara fue derivada a la comisión de Obras, Transporte y Servicios Públicos para su estudio, contempla la articulación entre el Estado provincial, las Universidades Nacionales, organizaciones de la sociedad civil, laboratorios de innovación y las empresas privadas, con el Ministerio de Industria como autoridad de aplicación de la norma.

 

Planificar, articular e incentivar

ROQUE GERVASONI. El diputado renovador es el impulsor del proyecto.

Entre otras acciones, se plantea la instauración de un “Plan Provincial de Impulso a la Movilidad Eléctrica” y su seguimiento a nivel interministerial, que abarque tanto los vehículos eléctricos, híbridos, híbridos enchufables, los alimentados por hidrógeno o cualquier tipo de biocombustible (como el biodiésel y el bioetanol) y los propulsados por cualquier otro tipo de tecnologías alternativas, además de la totalidad de los repuestos y herramientas aplicados a esta tecnología y los equipamientos, materiales, repuestos y accesorios necesarios para la infraestructura de recarga de esos vehículos, tanto domiciliaria como a través de una red de estaciones de recarga eléctrica (ERE).

Además, establece incentivos para el uso de estos vehículos, tanto a nivel particular como en el transporte público, siempre que estén fabricados total o parcialmente en Misiones. En ese caso, contempla exenciones del pago del Impuesto Provincial Automotor (IPA o “Patente”), mientras que su comercialización quedaría exenta de Ingresos Brutos y se establecerían tarifas especiales para el consumo de electricidad destinada a taxis, remises, buses y otros medios de transporte público.

También plantea acciones tendientes al desarrollo y a la instalación de unidades productivas del sector automotriz encargadas de la fabricación de vehículos eléctricos en toda la provincia, además de incentivos económicos a las unidades productivas del sector automotriz radicadas o que se radiquen en Misiones y la creación de polos tecnológicos que favorezcan la capacitación de recursos humanos.

Entre las necesidades contempladas en el proyecto, se menciona una amplia difusión de información a la ciudadanía sobre los beneficios medioambientales que trae aparejada la incorporación de movilidad eléctrica, la comparación de costos y otras ventajas.

Pero también una estrategia conjunta con el Ministerio de Ecología de la Provincia para el tratamiento de las baterías de vehículos eléctricos y de energía alternativa una vez que éstas pierdan su eficiencia para la tracción de vehículos, evaluando su posible reutilización, reciclado y/o disposición final.

Y una articulación con el Consejo Provincial de Seguridad Vial con respecto a las incorporaciones necesarias en el manual de conductores para manejar vehículos eléctricos.

Por último, el asesoramiento técnico a los municipios misioneros que vayan adhiriendo a la norma, con el propósito de realizar análisis de factibilidad técnico-económico y costos asociados; consolidar una base de información para generar conocimientos compartidos; y promover la implementación de movilidad eléctrica para el transporte público y/o sistemas de vehículos compartidos como el “car sharing” o “car pooling”.

 

“Una provincia sustentable”

“En los últimos años, la aparición de vehículos híbridos y eléctricos sorprendió a los mercados de automotrices a nivel mundial. Tras años siendo ridiculizados y vistos como una broma por los fabricantes de coches y por el público, el interés por los coches eléctricos ha aumentado de forma significativa”, argumenta el diputado Gervasoni para avalar su iniciativa.

Allí precisa que “sólo el transporte es responsable de cerca del 23% de las emisiones de dióxido de carbono energéticas a nivel mundial, los vehículos a motor también son un obstáculo para la sociedad, especialmente en entornos urbanos donde son uno de los principales responsables del ruido y la contaminación atmosférica. La posibilidad de evitar estos problemas es la razón por la que los coches eléctricos están considerados como una tecnología clave para ayudarnos en la limpieza del sector”.

Sin embargo, “el sector de los coches eléctricos todavía no es lo suficientemente importante. En parte porque seguramente los gobiernos y las propias marcas no se han centrado en vender lo suficiente el producto para que el comprador quiera adquirirlo”.

Según él, “el gran problema hasta hoy era la autonomía, que generalmente limitaba a los vehículos a diseños de concept car”. Aunque también los precios. Sin embargo, se espera que para 2025 éstos serán similares a los de los automóviles convencionales”.

“Ante el avance del mercado del auto eléctrico, es necesario crear las condiciones y los marcos regulatorios para dar lugar a la promoción de la tecnología de los autos amigables con el medio ambiente, más en una provincia ecológicamente sustentable”, concluye el legislador.