“Los Cordeiros” admitieron su culpa y acordaron ocho años de cárcel

Por el asalto que protagonizaron armados en mayo de 2015 en una heladería. De amplio prontuario, los hermanos de 31 y 25 años firmaron un juicio abreviado por “robo calificado”.

13/12/2019 16:21

CORRIENTES Y PARAGUAY. La heladería posadeña asaltada por los hermanos Cordeiros en mayo de 2015.

Entre los rubros de comercios que se estima, o espera, no vuelvan a frecuentar con malas intenciones y cuando cumplan los ocho años de prisión acordados en juicio abreviado, tal vez sean las heladerías posadeñas las que encabecen el listado de víctimas de “Dani e Ignacio”.

Mario Daniel Cordeiros de 31 años e Ignacio Ramón Cordeiros de 24, firmaron su reconocimiento de culpa por haber asaltado blandiendo armas de fuego un comercio en el centro posadeño en mayo de 2015.

Con el asesoramiento de las defensoras oficiales Criseida Moreira y Celina Silveira Márquez, los hermanos Cordeiros evitaron el juicio oral y público ante los camaristas del Tribunal Penal 2 y aceptaron la culpa por su último acto violatorio de las leyes. El atraco a mano armada a un comercio de la avenida Corrientes y calle Paraguay en esta capital.

Firmaron la propuesta del fiscal subrogante del TP-2, Martín Alejandro Rau, de una condena a cumplir en prisión durante ocho años como autores penalmente responsables del delito de “robo calificado por el uso de arma de fuego” (artículo 166, inciso 2, del Código Penal Argentino).

El acuerdo fue firmado el lunes 2 de diciembre y para su homologación en sentencia sólo restarían las audiencias de visu y los fundamentos de los jueces Augusto Gregorio Busse, Carlos Jorge Giménez y César Antonio Yaya.

 

Temidos y buscados

Los hermanos Cordeiros en pocos años se convirtieron en “conocidos” ligados al mundo del delito contra la propiedad. De los robos bajo la modalidad “escruche” siendo muy jóvenes aumentaron su peligrosidad ya munidos de armas y en atracos con el objetivo de escapar con las recaudaciones de cajas registradoras de comercios posadeños.

Cada denuncia de robo “exprés” durante 2015 despertaba especialmente las sospechas de la participación de los “hermanos Cordeiros”.

Habrían protagonizado, según sus antecedentes y las características de varios golpes denunciados, una seguidilla de asaltos a heladerías en horario nocturno, siempre después de las 23.

Según las fuentes consultadas, Mario Daniel Cordeiros poco uso le dio a trabajar en su oficio, empleado electromecánico, como tampoco Ramón Ignacio se habría empeñado para finalizar el colegio secundario.

Ambos con residencia en el barrio Itaembé Miní, decidieron el “camino corto” y se entusiasmaron con los robos.

Su versión extrema de violencia la desplegaron durante la noche del viernes 1 de mayo de 2015 cuando irrumpieron con pistolas y a cara descubierta en una heladería de la avenida Corrientes y calle Paraguay de Posadas.

Cerca de las 23.30 no había clientes por lo que aprovecharon y redujeron al empleado a cargo y al cliente que solicitaba los sabores para completar un kilogramo de helado. De acuerdo a lo publicado oportunamente por PRIMERA EDICIÓN, fue una noche de terror, el peor cierre para el “Día del Trabajador”.

Los encañonaron a ambos y con pocas órdenes y la menor resistencia fueron encerrados en el baño del local.

Con la situación controlada, “Dani e Ignacio” o “Los Cordeiros” abrieron la caja de recaudación y escaparon con alrededor de 10 mil pesos, además de un teléfono celular y una mochila, propiedad de un empleado.

Afuera los esperaba un cómplice a bordo de un automóvil, desaparecieron sin rumbo mientras las víctimas en el baño intentaban liberarse y pedir ayuda.

Cuando lo lograron, fueron asistidos por los efectivos de la comisaría Primera, Unidad Regional I.

Pocos días después, durante la madrugada del 6 de mayo, los hermanos fueron detenidos tras la orden del juez de Instrucción 1, Marcelo Cardozo, de allanar viviendas del paraje Itaembé Miní (barrio 90 Viviendas) y las chacras 49 y 96.

Pesquisas de la Dirección de Investigaciones de la Policía provincial los vigilaban desde varias horas antes y tras los avances logrados por los análisis de los registros de las cámaras de seguridad de la heladería como de otros locales y casas particulares.

Dentro de uno de los inmuebles se encontró dinero en efectivo, una suma próxima a la que se calculó como robada, un automóvil de alta gama (BMW), una motocicleta Yamaha y armas de fuego sin registros y mucho menos licencias para tenerlas en su poder.

 

Encuadre legal

De acuerdo al Código Penal Argentino, entre los denominados delitos contra la propiedad está reglado el “robo” en el capítulo 2.

En el caso de los hermanos Cordeiros acordaron una pena como autores del delito “robo calificado por el uso de arma de fuego”, previsto en el artículo 166, inciso 2: “Se aplicará reclusión o prisión de cinco a quince años.  Si el robo se cometiere con armas, o en despoblado y en banda. Si el arma utilizada fuera de fuego, la escala penal prevista se elevará en un tercio en su mínimo y en su máximo”.