Alumnos de la EPET 1 asistieron a familia que perdió todo en un incendio

En el acto de colación realizarán una colecta solidaria para una madre con tres niños que quedaron con lo puesto luego del siniestro en el barrio Tajamar. Evaluaron si es posible reparar el hogar. Limpiaron los escombros y acercaron las primeras donaciones de mercaderías.

11/12/2019 10:15

Un grupo de alumnos de la EPET 1 respondió al llamado de asistencia para la familia de Mónica Parra, que perdió todas sus pertenencias en un incendio que se desató este último sábado en su vivienda del barrio Tajamar de Posadas. Los estudiantes colaboraron con la limpieza del domicilio y acompañaron la revisión de la infraestructura para constatar si es posible su reconstrucción.

Para colaborar con esta madre y sus tres niños, los jóvenes organizaron una colecta de alimentos no perecederos, ropas y pañales que realizarán durante su acto de colación este jueves a partir de las 19 en el Centro de Convenciones del Parque del Conocimiento.

En diálogo con PRIMERA EDICIÓN la vecina del barrio Tajamar y damnificada por el incendio, Mónica Parra, indicó que “durante la tarde del lunes y esta mañana (por ayer) estuvieron los chicos de la Industrial, la EPET 1, con un ingeniero para ver la estructura de la casa y constatar si está en condiciones de habitarse. También verificaron las condiciones del techo porque no quedó ni una de las chapas, se arruinó completamente todo”.

Luego de pasar por un momento tan trágico como el perder todas sus pertenencias en cuestión de minutos, la solidaridad estuvo presente desde el primer momento con los vecinos de Posadas: “Los estudiantes también me trajeron mercaderías, pañales y ropa. Realmente agradezco la ayuda porque sin ellos no hubiera podido seguir. Muchas personas colaboraron con nosotros desde instituciones como Cáritas y también desde Defensa Civil. La verdad es que estoy sumamente agradecida con todos”, sostuvo.

Asimismo, Mónica Parra contó que “se acercaron también los trabajadores de la Municipalidad de Posadas, quienes junto a estos estudiantes de la EPET 1 colaboraron con la limpieza sacando todos los escombros. Van a ver si es posible repararse porque con el efecto del fuego todo el revoque quedó flojo. Estaban además viendo las conexiones eléctricas de la casa”.

Respecto a cómo sobrellevaron el momento como familia, explicó que “tratamos se hacer lo que podemos. Por el momento nos quedamos en el lugar del siniestro con mi papá y los chicos, porque no agarró el fuego en una pieza que sigue habitable. Mientras tanto algunos vecinos colaboraron con más mercaderías, colchones, camas, conseguimos una cocina y una heladera”.

En materia de asistencia para esta madre con tres niños de 10 años, 5 años y 8 meses, comentó que “también estuvieron ayudando desde el personal del Registro de las Personas, quienes nos visitaron para hacer toda la documentación ya que perdimos todo en el incendio y tampoco podemos movernos ni hacer ningún trámite sin identificación”.

En cuanto a la reparación de la casa luego del incendio, que en principio habría sido provocado po un desperfecto eléctrico, indicó que “todavía resta evaluarlo. La casa al ser del año 1955, según lo que dijo el ingeniero, aguantó el fuego por ese motivo ya que si estaba hecha con los materiales que ahora se usan no iba a quedar nada en pie”.