¿Para qué tenemos tantas aplicaciones móviles?

Las descargas crecieron un 11,6% durante el primer trimestre de 2019, según Sensor Tower, en comparación con el mismo período del año anterior.

08/12/2019 10:48

Mirá la pantalla de tu smartphone ¿Cuántas aplicaciones móviles tenés? La cifra te va a sorprender porque seguramente hay muchas más Apps de las que pensabas.

Este fenómeno se da por varios motivos: se han creado este tipo de herramientas para todo. Por ejemplo, la semana pasada necesitaba medir un cartón y como no encontraba una regla en mi casa, descargué una App que sirve para medir tanto en centímetros como en pulgadas.

Por otra parte, las marcas de distintas industrias cuentan con este recurso digital para conocernos y vendernos más, al tiempo que los nuevos modelos con mayor capacidad de almacenamiento, permiten que instalemos más y más aplicaciones.

Así las cosas, los estudios internacionales más recientes señalan La demanda por parte de los consumidores de instalar apps está aumentando.

De hecho, las descargas crecieron un 11,6% durante el primer trimestre de 2019, según Sensor Tower, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Si bien los juegos todavía lideran el sector, ahora compiten por otro tipo de apps, como aquellas vinculadas al comercio minorista, viajes, servicios públicos y otros.

En cuanto a la cantidad de aplicaciones móviles, en junio de 2019, había 1.8 millones de aplicaciones en la tienda de Apple y 3.1 millones de aplicaciones Android, disponibles en Google Play Store, según la consultora especializada AppAnnie. ¡Todo un universo de recursos digitales para descargar!

En este contexto, un informe del año pasado reveló que un usuario promedio utiliza a diario unas nueve apps por día e interactúa con aproximadamente 30 aplicaciones en el transcurso de un mes. Ahora, recordá la cantidad de aplicaciones que contaste hace algunos minutos. Seguramente tenés más de 30, pero eliminar las restantes puede ser un asunto difícil.

 

¿Cuál es el problema?

Disponer de demasiadas aplicaciones móviles en nuestro smartphone tiene varias consecuencias. La primera, y también la más conocida es que, como le quitamos capacidad al teléfono, el aparato comienza a funcionar más lento que lo que debería porque está sobrecargado.

Pero hay otro fenómeno y es que la gran cantidad de íconos que hay en la pantalla dificulta encontrar y utilizar de manera efectiva las que realmente necesitamos.

¿No te pasa que con el dedo vas deslizando la pantalla varias veces haciendo “ida y vuelta” porque no encontrás el logo de tu banco para consultar el saldo de tu cuenta desde el celular? ¿Cuál es la solución? Eliminar todas aquellas herramientas digitales que no son fundamentales para nuestra rutina diaria. Este simple acto tiene beneficios tangibles para los usuarios, entre ellos, y el más evidente, es que el dispositivo móvil comenzará a funcionar más rápido.

Por otra parte, una pantalla más “limpia” hace que el teléfono se vea más atractivo, ya que se soluciona el problema de la contaminación visual. Además, quizás el móvil cuenta con aplicaciones antiguas que ya no reciben actualizaciones o que no se han actualizado por distintos motivos y, con ello, puede que posean serias fallas de seguridad.

 

Manos a la obra

Tomar cartas en este asunto es fácil y rápido. Se puede hacer ahora mismo. La idea es tomar el smartphone y detenerse ante cada aplicación para decidir si vale la pena o no mantenerla en función de su uso.

Si no tiene sentido que esté ahí, hay que desinstalarla de inmediato. ¿Todavía tenés la App para ver cómo será tu cara dentro de 40 años?¿Aún persiste en tu móvil el videjuego para cazar bichos raros por la calle? Los recursos que en el pasado te divirtieron durante unos minutos ya deberían pasar a otra dimensión.

Los indecisos tienen más herramientas para saber qué borrar. Dado que algunas apps ocupan mucho espacio, es buena idea analizar esto. Para esto, los usuarios de Android deben ir a “Configuración” > “Aplicaciones” > “ordenar por tamaño”. Hay que tener en cuenta que recursos que hoy se ven pequeños pueden crecer en tamaño, entre ellas están las de edición de fotos, video y audio. Otras, como las redes sociales, acumulan continuamente datos almacenados hasta que ingreses y los limpies periódicamente.

En resumen, este es un buen momento para que tomes tu smartphone y elimines todas las herramientas que se usan con frecuencia. Borrá ya mismo la aplicación que sirve para que tu cara parezca una caricatura, la de la marca de aerolínea que utilizaste hace un par de veranos y las infantiles que muestran figuras geométricas coloridas que entretenían a los más chicos de tu casa hace tanto tiempo atrás.