Producen unos 400 mil kilos de fruta abrillantada para las fiestas

La CAUL es una de las principales proveedoras de este dulce, elaborado a base de mamón, que durante fin de año se utiliza mucho en los panificados. Destacan que hubo un aumento en la demanda.

07/12/2019 08:11

La Cooperativa Alto Uruguay Limitada (CAUL) es una de las principales productoras de fruta abrillantada en el país, y sólo este año alcanzó los 400 mil kilos.

La fruta confitada, también conocida como abrillantada, es una variedad de frutas y cáscaras que se preservan en azúcar cristalizado y que duran muchos meses sin echarse a perder. Se utilizan principalmente para decorar panificados.

Desde la entidad comentaron que a pesar de la crisis, la demanda por este producto aumentó y revelaron que incluso ya comenzaron las negociaciones con empresas interesadas en la compra para la próxima el próximo año.

“La campaña comienza en junio y se extiende hasta los meses de fin de año, cuando comenzamos con la distribución”, comentó al respecto Hilario Da Silva, encargado de la planta de dulces que funciona en Colonia Aurora.

Es que la fruta abrillantada es muy utilizada para la decoración de panificados dulces para las fiestas. Esta se elabora a partir del mamón que entregan los socios de la cooperativa.

“En la zona se produce mucho mamón, entonces la cooperativa elabora fruta abrillantada y pulpa que se vende a otras provincias y también en comercios de Misiones”, comentó Da Silva.

La CAUL acopia el mamón, lo pica en piletas, realiza un proceso de encurtido en la sal (que posee una duración de 40 días) para darle consistencia.

“Alrededor de 200 productores de la zona son los que se dedican a la producción de mamón”, detalló Da Silva. Posteriormente, se lleva a cabo el proceso por el cual se le da la tradicional forma de cubitos de colores.

“Las ventas de fruta abrillantada se mantuvo a lo largo de las campañas. El acopio fue similar a años anteriores y estuvo en casi dos millones de kilos. Años anteriores venían productores de otros lados, pero este año se priorizó la compra a los socios”, indicó.

Y destacó que como desafío para el sector se encuentra la posibilidad de exportar. “Es una anhelo que esperamos algún día se pueda lograr”, remarcó.

Por su parte, el gerente de la planta Fernando Da Silva reveló que “ya comenzaron con las negociaciones para la campaña 2020”.

“El mamón salado se vende en Mendoza y Córdoba. Mientras que la fruta abrillantada es adquirida en su totalidad por una empresa cordobesa La Caroyense”, apuntó.

Dijo, a su vez, que este año “se pudo vender todo el stock y no se registraron grandes variaciones en los precios”. “La fruta abrillantada tiene un proceso largo porque el acopio de mamón comienza en los meses de febrero y marzo, pero recién se vende en noviembre y diciembre. A pesar de todo esto se mantuvieron las ventas”, contó.

Según registros del Ministerio del Agro y la Producción de Misiones, el cultivo de mamón se inició en 2005 con 30 hectáreas y la participación de 15 productores. En sus comienzos, la cosecha alcanzó los 500 mil kilos.

La comercialización se concretó a través de la CAUL, acopiadores y ventas directas como fruta verde a plantas industriales de otras provincias. En la actualidad existen poco más de 300 hectáreas cultivadas con mamón, con 300 colonos que producen alrededor de seis millones de kilos.