Posadeño atacado por un “motochorro” paraguayo

Denunció que un delincuente armado lo siguió varias cuadras en Encarnación. Se salvó porque al agresor se le apagó la moto.

22/11/2019 08:09

EL LUGAR. El caso particular ocurrió en la conocida avenida Mallorquín.

Entre fines de octubre y las primeras semanas de este mes se produjeron algunos hechos de inseguridad en Encarnación y alrededores. La modalidad es aproximarse a turistas que suben a los vehículos y, en esos segundos en que las víctimas se toman generalmente para acomodarse dentro de los autos, los maleantes atacan.

También los siguen discretamente por varias cuadras y, en alguna calle solitaria, los intimidan con armas de fuego, consignaron fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN.

En ese marco, un posadeño relató que le tocó vivir de cerca el flagelo de la inseguridad en el vecino país. Más precisamente en Encarnación. “No era mi hora nomás”, dijo.

“Iba con frecuencia a Paraguay y siempre paraba en el mismo lugar. Un día cuando iba a volver, subí a la camioneta. Eran las 5 y todavía estaba oscuro. Pasé por un bar y a unas cuadras noté que arrancó una moto y ahí comencé a sospechar algo”, relató el hombre de 55 años.

“Se me puso atrás y me siguió por unos 200 metros y en un momento se pegó del lado del conductor. Entonces, empuñando un arma de fuego, me hizo señas para que estacionara al costado y fue cuando se le apagó la moto. Aceleré y hasta el puente no paré, asustado por la situación. Me salvé porque falló la moto y cuando la arrancó yo estaba a varias cuadras y pude escapar”, relató.

Este caso transcurrió los primeros días de noviembre y el hombre lo denunció hace unos días en la comisaría Primera de Encarnación, por temor a volver pronto al lugar del hecho. “Ahora no voy más. Mi camioneta tiene algunas particularidades y temo que la hayan marcado”, aseguró.

El hecho sucedió en la zona de la avenida Juan León Mallorquín casi Cerro Corá, a unos dos kilómetros de la zona comercial de la vecina localidad y Aduana Argentina-Paraguaya.

Es una zona donde también hay muchos comercios, denominada Zona Alta y en donde se ubica una de las plazas más importantes de Encarnación.

El asalto bajo la modalidad motochorro o “motobandi” como lo denomina la prensa paraguaya parece estar de moda. Una fuente del país vecino confió que se reportan entre dos a tres casos por semanas, pero que particularmente las primeras semanas de noviembre hubo un poco más, aunque no sólo en Encarnación, sino en todo el departamento de Itapúa.

 

La influencia del Lince

Hace dos años, la Policía de Paraguay creo Grupo Lince que se moviliza en motos para combatir el delito en las calles.

Encapuchados y armados, preparados por la Policía de Panamá, causan temor a los delincuentes e idolatría en la sociedad.

ANTI MOTOCHORROS. El grupo “Lince” fue creado para combatirlos.