Aduana refuerza la frontera y monta en Posadas la Regional NEA

Nuevas rutas de cocaína y drogas sintéticas apuntan a pasos fronterizos de Misiones, Formosa, Chaco y Corrientes. Las doce aduanas con más recursos serán coordinadas desde esta capital misionera.

10/11/2019 10:22

FEBRERO 2019. 45 kilos de pasta base y 30 de cocaína secuestrados en Posadas.

No sólo reordenar el desempeño funcional de los controles aduaneros, acecha y es prioridad, la lucha contra el narcotráfico por lo que se decidió la creación en la capital misionera de la sede para la Dirección Regional Aduanera Nordeste.

Las nuevas rutas de la cocaína incluyen hoy a Misiones y las demás provincias del NEA, ya no son exclusivas de los pasos fronterizos de Orán, en Salta, por ejemplo.

El refuerzo se multiplicó durante los últimos meses con sendos operativos de secuestro de pasta base y cloridrato de cocaína de máxima pureza en la cabecera argentina del puente San Roque González de Santa Cruz, cargamentos que tenían el mismo destino, el puerto de Montevideo, la salida al Atlántico en dirección a Europa. El negocio de la narcocriminalidad es insospechado y mueve a que los pesquisas y sabuesos aduaneros se reperfilen.

Entre las decisiones tomadas por la AFIP-DGA, fue la designación de la abogada Graciela Lourdes Morales Lezica al frente de este regional de Aduanas en Posadas.

Según los primeros informes sobre su alcance, la nueva unidad orgánica pretende fortalecer la asignación de recursos materiales y humanos y optimizar las acciones de control y recaudación encomendadas a la DGA.

Morales Lezica tiene bajo su órbita de decisión doce aduanas situadas en las cuatro provincias mencionadas, entre las que se destacan como “zonas calientes” Bernardo de Irigoyen, Puerto Iguazú, Oberá, Posadas y San Javier en Misiones, pero también los puntos correntinos de Paso de los Libres, Goya y Santo Tomé, Barranqueras en Chaco, además de Clorinda y Formosa capital.

 

Reperfilar

Los controles de tránsito fronterizo de cargas y personas se convirtieron también en las nuevas vías de transporte de drogas sintéticas también.

Las organizaciones narcocriminales mutan sus estrategias para introducir drogas y, entre esos recursos, el tránsito fluvial es uno de los puntos que la Dirección flamante apunta a reforzar la seguridad.

Vale recordar que, con la ampliación de la gama de estupefacientes que apuntan su ingreso a través del NEA, se deben “reinventar los sabuesos aduaneros”.

Al respecto, fuentes del área consultadas por PRIMERA EDICIÓN, sostienen: “Controlamos, husmeamos, sospechamos todo con mucha cautela. Si notamos que el conductor viaja con ansiolíticos o medicación similar entre sus pertenencias, su estado de profunda calma puede deberse al consumo de ellos para que su cuerpo no denote nerviosismo en la requisa aduanera. Lo demás es la labor de la tecnología, los escáners como el del puente Posadas-Encarnación son de avanzada y pueden detectar panes o ladrillos de droga hasta debajo de los metales de un semirremolque o en el doble fondo de una camioneta”.

“Si un viajero que no justifica su destino, además ‘transporta agua’ en botellas oscuras, sospechamos con preciso criterio que el líquido es ketamina y no tardamos en comprobar que el anestésico se intentaba llevar hacia suelo bonaerense”. Aunque también insisten: “Al narco cuando no le tiembla la voz el menor error de coartada le puede provocar que le tiemble el meñique de una mano. Toda una señal para indagar y derivar en la flagrancia”.

La gestión es estratégica, coinciden los voceros consultados, y ya no concibe la fuerza como de revisión de mercadería sin avales o el incremento del comercio internacional, se suma de manera definitiva a combatir el narcotráfico.

La Dirección Regional Aduanera funciona, oficialmente desde el mes pasado, en el tercer piso del edificio de la AFIP en Posadas, sobre calle San Martín 1862 y tendrá entre sus funciones, descentralizar territorialmente la gestión de los depósitos de mercaderías y la consecuente disposición final de los mismos.