Dos viejos conocidos se verán las caras en la final

Inglaterra y Sudáfrica definirán la IX Copa del Mundo que se disputa en Japón. Los Sprinboks y el XV de la Rosa ya se enfrentaron en la final de 2007.

01/11/2019 14:38

La IX Copa del Mundo de Japón llega a su fin y los encargados de ir en busca de la ansiada Copa Webb Ellis serán los seleccionados de Inglaterra y Sudáfrica.

En Francia 2007, Sudáfrica venció al mismo rival que tendrá este sábado 2 de noviembre en el Tokio Stadium: Inglaterra.

Los dirigidos por Jake White, que tenían a Eddie Jones como asistente (actual head coach del XV de la Rosa), se impusieron por 15-6 gracias a penales de Percy Montgomery (4) y Francois Steyn; mientras que Jhonny Wilkinson aportó las dos patadas del conjunto de la Rosa.

Luego de disputarse las semifinales de la Copa del Mundo en Japón, el ranking de World Rugby sufrió modificaciones. La nota ya la había dado Inglaterra con el histórico triunfo sobre los All Blacks, para pasar al primer puesto del escalafón.

Pero tras cartón, Sudáfrica venció a Gales y le dio un nuevo golpe a los hombres de negro, que ahora ocupan la tercera ubicación, por debajo de los Springboks. En tanto, el Dragón, cayó a la cuarta ubicación.

Del quinto al décimo puesto, no hubo variaciones y se ubican, de mejor a peor ubicación, de la siguiente manera: Irlanda, Australia, Francia, Japón, Escocia y Argentina.

Cambio de último momento

Willi Heinz, medio scrum suplente de Inglaterra, está en duda para la final del Mundial el próximo sábado 2 de noviembre.

En el partido por las semifinales ante Nueva Zelanda, el back sintió una molestia en el isquiotibial y es por eso que no llegará al encuentro de este fin de semana.

Su reemplazante será Ben Spencer, medio scrum de Saracens. El Sarrie, de 27 años, cuenta sólo con tres partidos con la camiseta de La Rosa pero tendrá la chance de entrar desde el banco para disputar la final de un Mundial.

Una gran repercusión

Sin dudas la derrota de los All Blacks ante Inglaterra sacudió al mundo del rugby y esto se vio reflejado también en los medios de comunicación de ambos países.

Los diarios neozelandeses criticaron fuerte la elección de colocar a Scott Barrett como tercera línea cuando éste no tiene experiencia en esa posición. Por su parte, los medios británicos se llenaron de elogios para con su seleccionado.