Condenan a la banda que asaltó a una familia en Colonia Monteagudo

Redujeron a sus víctimas a punta de cuchillos y de un arma de fuego. El Tribunal Penal de Oberá los halló culpables e impuso penas entre ocho y seis años de prisión.

23/10/2019 20:58

APREHENSIÓN. Con el paso de las horas fueron atrapados por efectivos de la comisaria El Soberbio.

Cuatro jóvenes que se habían valido de la buena voluntad de una familia para terminar asaltándolos, fueron condenados por el Tribunal Penal 1 de esta ciudad. El caso fue resuelto en poco tiempo por la Policía y en poco más de un año la Justicia hizo lo propio.

Los responsables del atraco fueron Felipe Dos Santos (20), Felix Samuel Fernández (20), Diego Fernando Fernández (28) y Diego Armando Vazquez (30). Todos reconocieron haber sido los que el 17 de mayo de 2018 encañonaron y amenazaron a un grupo familiar de Colonia Monteagudo, cerca de El Soberbio. Luego de un acuerdo alcanzado entre su defensa y la fiscalía ante el Tribunal, pidieron un juicio abreviado.

Admitieron ser los responsables del hecho, aceptaron la calificación penal que les cabía, como así también los años de prisión según lo estipulado por el Código Penal Argentino.

Esto permite a la Justicia acelerar los procesos y a los responsables evitar una pena probablemente más dura.

 

El hecho

Los cuatro delincuentes se subieron a dos motocicletas y se dirigieron rumbo a la vivienda de sus víctimas. Habían planeado de antemano un ardid para sorprenderlos. Sabían que podía resultar simple el asalto, dado que en la casa mayormente había mujeres, niños y sólo un joven al que iban a reducir exhibiendo armas.

Era casi las 21 y Miriam (37), escuchó que golpeaban la mano en el acceso a la chacra. Junto a ella estaba su madre de 61, su hermana de 31 y sus hijos de 12 y 23 años.

Con tonada brasileña uno de ellos le habló en voz alta y le pidió por favor si le podía prestar un inflador para la rueda de la moto. La madre le dijo a uno de sus hijos que fuera a abrirles el portón. Este gesto de amabilidad es común en las zonas rurales, no importa la hora que sea, la intención de ayudar siempre es la principal.

En ese momento los sospechosos ya se habían puesto capuchas y empuñando un arma de fuego y armas blancas redujeron a la familia. Les exigieron que entregaran el dinero y el arma, dado que suele ser común que la gente de las zonas rurales tengan escopetas.

Luego de varios minutos de tenerlos amenazados, escaparon con 10 mil pesos, una tablet y un televisor. Las víctimas no sufrieron daños físicos, pero quedaron en estado de shock luego de ser apuntados con un arma y ser amenazados de muerte.

Apenas se recuperaron dieron aviso a la Policía y a su vez el Juzgado de Instrucción 3 de San Vicente, a cargo del magistrado Gerardo Casco, dirigió la pesquisa para hallar a los responsables.

Mientras los efectivos rastrillaban la zona, dialogaron con un vecino quien alertó de movimientos sospechosos de un joven en motocicleta. Así dieron con Dos Santos, que fue el primer detenido. En esos momentos, en plena captura divisaron la motocicleta en la que se desplazaban otros dos sospechosos.

Los persiguieron y fueron atrapados cuando intentaron ocultarse en una vivienda donde estaban como cuidadores. El cuarto no tardó en caer y así en pocas horas la banda quedó tras las rejas.

 

Condenas

La propuesta de juicio abreviado fue presentada a los integrantes del Tribunal obereño. Luego de estudiar el caso, analizar los delitos y mensurar las penas acordadas, dieron el visto bueno y homologaron el acuerdo.

Los magistrados Francisco Aguirre, María Lilia Avendaño y José Pablo Rivero resolvieron que se condenara a Diego Fernández, Félix Samuel Fernández y Diego “Paraguay” Vázquez, a la pena de seis años de prisión, por los delitos de “robo doblemente agravado por ser cometido en despoblado y en banda con el uso de arma blanca, en concurso real”.

En tanto, Felipe Dos Santos fue sentenciado a ocho años de prisión por “robo doblemente agravado por ser cometido en despoblado y en banda con el uso de arma de fuego, e inhabilitación especial para el uso de armas, en concurso real”.