Imputaron a los tres detenidos por el crimen del carpintero Alves

Padre e hijo por “homicidio triplemente agravado por alevosía por premeditación de dos o más personas y uso de arma de fuego”. La menor por “encubrimiento agravado”.

11/10/2019 08:42

LA ESCENA. La casa de “El brasilero”, donde se cree fue asesinado Rodrigo Alves y de un certero disparo.

La Justicia imputó a los tres detenidos por el crimen del carpintero Rodrigo Alves, de 35 años, quien fue asesinado de un tiro en la nuca hace una semana.

En las próximas horas los acusados, un hombre y su hijo, como así también la pareja de este último, una adolescente, serán trasladados a sede judicial para el trámite de indagatoria ante el juez de Instrucción 3 de San Vicente, Gerardo Casco.

El cuerpo de la víctima fue hallado con un disparo a la altura de la nuca, tendido a la vera de la ruta Costera 2 y a unos 45 kilómetros del casco urbano de El Soberbio. A su lado la policía halló una motocicleta. Todo indicaba que el homicidio fue cometido en el lugar, sin embargo con el correr de las horas y tras una rápida investigación se supo que el cadáver fue trasladado hasta ese lugar con el claro objetivo de despistar a los pesquisas.

 

“Cita con la muerte”

A Rodrigo Alves lo ejecutaron el viernes 4 de octubre a la tarde, según se cree en la vivienda de Luis “El brasilero”. Luego llevaron su cuerpo hasta la Costera 2.

Una de las hipótesis más firmes, basada en declaraciones de dos testigos, es que el carpintero fue citado a través de Whatsapp a la vivienda de Luis “El brasilero” (34) y desde el teléfono de quien era su pretendida, una adolescente de 17 años.

Cuando llegó al lugar la víctima se encontró con el dueño de casa y el padre de éste, de 61 años, según presumen los investigadores. Luego Alves recibió el disparo en la nuca en la galería de la casa, tras lo cual cargaron el cuerpo en el baúl de un Chevrolet Corsa y lo sacaron de la vivienda. La prueba de luminol en busca de rastros de sangre habría reforzado esta teoría.

La moto en tanto, habría sido llevada hasta donde se halló el cadáver por la menor, quien sería pareja de Luis. El carpintero estaba separado y en la tarde del viernes al parecer buscó una excusa para ir a encontrarse con la joven. Esto se sabe porque le pidió la moto prestada a su amigo, diciéndole que debía ir hasta Paraje Capibara a ver a su madre. En realidad nunca fue hacia allí. Donde sí se cree que estuvo fue en la casa de “El brasilero”.

La supuesta arma homicida, un revólver calibre 32, fue entregada en la comisaría por otro brasileño testigo del hecho, quien había sido apresado y liberado horas antes.

Luis estaba en libertad condicional por un homicidio que cometió en Brasil en 2015. Luego de descubrirse la supuesta trama los sospechosos fueron imputados.

Los dos hombres por “homicidio triplemente agravado por alevosía por premeditación de dos o más personas y uso de arma de fuego”. Al más joven se le agregó “amenazas”, en tanto que la menor fue imputada por “encubrimiento agravado”.