Una vida más

El tremendo vuelco de López se llevó todas las miradas en el cierre de la cuarta fecha del Misionero de Pista, en Eldorado. “No recuerdo lo sucedido”, dijo el piloto. Por fortuna, no fue grave. Grygorszyn y Mantilla ganaron en el TC4000.

29/07/2019 21:35

Los fanáticos tuercas disfrutan y se deleitan cuando las carreras son “chapa a chapa”, sea la categoría que sea, y producen maniobras al límite, donde de las mismas los pilotos pueden salir airosos, provocar algunos incidentes leves o accidentes de mayor consideración, que pueden cobrar cierto dramatismo.

Y la cuarta fecha del Campeonato Misionero de Automovilismo en Pista vivió este domingo en el circuito terrado de la Capital del Trabajo un episodio de alto impacto en el desarrollo de la primera final del Turismo Pista Clase 1, donde el correntino Adrián López hizo desplazar por el aire su Fiat Uno tras colisionar con Federico Puerta, en la salida de la recta principal.

Imagen impactante es la que se dio y quedó grabada en la retina de la multitud que disfrutaba de una de las primeras carreras más importantes de la jornada de domingo en ese sector del trazado del Auto Moto Club Enrique Seeber, y que luego despertó mucha preocupación al ver que el piloto oriundo de Virasoro era trasladado en ambulancia al hospital local, con un auto destruido -en gran parte- producto del vuelco.

López retornó al circuito horas más tarde con un vendaje en el brazo derecho y manifestó “no recuerdo con precisión lo sucedido, es la verdad. Pero estoy bien”. El mismo iba a realizarse algunos estudios en las próximas horas en la capital de la provincia para descartar cualquier tipo de secuelas.

Puerta, por su lado, relató a EL DEPORTIVO que “venía disparado tras el relanzamiento, estaba un poco resbaladiza la pista, me puse detrás de Adrián y en cierto momento se dio el frenaje obvio para la salir de la recta. Es ahí donde él mantiene la cuerda y yo sigo yendo por afuera, él se abre como creyendo que yo me metía por adentro y es ahí donde se engancha de mi auto y se pega contra el barranco. Después viene Deivid (Skowron) y me pega a mí”. Para la tranquilidad de todos, y amén de los daños materiales, los protagonistas pudieron contarla.

La carrera fue neutralizada y tras más de media hora de trabajos se reanudó y allí Santiago Mantilla mostró todo su potencial para llevarse el triunfo. Gustavo Zarza y Jorge Cabral fueron sus escoltas. El posadeño, aprovechando un error de Skowron, también festejó en la segunda prueba, dominando a gusto. El propio Zarza y Deivid completaron el podio.

Festejo en equipo

Cristian Grygorszyn y Carlos Mantilla protagonizaron la fiesta principal en el TC 4000 Misionero, la vedette del pista provincial, y celebraron en equipo los triunfos conseguidos en esta cuarta fecha.

El primero metió un gran avance en la primera carrera y cuando se adueñó del primer lugar no lo soltó más, hasta ver el banderazo a cuadros. El poleman Diego Torcasso fue segundo y Santiago Viana tercero.

Por su lado, el “Indio” también partió de atrás en la segunda final y esperó el error de Torcasso para adueñarse de la punta. Una vez adelante, mantuvo su excelente andar y no dejó que Grygorszyn se acerque en demasía. El de la capital provincial volvió a festejar en la tierra eldoradense y fue acompañado en el 1-2 por su compañero de equipo. Marcelo Kuchaski, otro de los preferidos del público del Alto Paraná, completó el podio.

Volvieron a medias

Con pocos autos, pero al final de cuentas con un lindo espectáculo, la Copa Fiat 1.4 y el Turismo en Pista Clase 2 volvieron a Eldorado tras pegar el faltazo en la segunda fecha. El eterno Carlos De Ley fue el gran ganador en los fititos, mientras que en la categoría más tecnológica celebraron Juan Pablo Mattive y el local Luciano Viana.