Imputado por tentativa de homicidio y rapto en zona Oeste seguirá detenido

La Cámara de Apelaciones en lo Penal votó en contra del planteo del sospechoso de arrollar con una camioneta a una pareja de jóvenes en septiembre de 2018. Fueron consideradas las acciones intimidatorias a las víctimas.

12/05/2019 11:49

SIN CAMBIOS. El hijo de un empresario en servicios de seguridad seguirá detenido en la Unidad Penal VI.

El empresario posadeño de 29 años, detenido desde septiembre de 2018 por el ataque a una pareja de adolescentes novios, seguirá alojado en la Unidad Penal VI, Instituto de Encausados y Procesados, bajo la acusación de los delitos de “doble tentativa de homicidio y privación ilegítima de la libertad”.

La confirmación fue notificada durante las últimas horas y confirmada por fuentes exclusivas a PRIMERA EDICIÓN, y corresponde al rechazo de la Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Menores de Misiones al recurso elevado contra la ratificación de la prisión preventiva que, oportunamente, fuera ordenada por el juez de Instrucción 1, Marcelo Cardozo.

Los camaristas Ricardo Adolfo Venialgo y Marisa Ruth Dilaccio negaron la queja defensiva, entro otros puntos, porque consideraron que existe riesgo procesal, es decir, que si se le concede la liberación, aunque fuere condicional y bajo caución, el sospechoso podría entorpecer lo que resta de la instrucción de la causa, también profugarse o profundizar las acciones de amedrentamiento, tal como lo publicó este Diario, sufren las víctimas directas y sus familiares.

La decisión de la Cámara se produjo a pocos días de la negativa del imputado a una rueda de reconocimiento por parte de las víctimas del ataque del 23 de septiembre por la noche, sobre la vereda de la Costanera Oeste, cerca del puente del arroyo Mártires de la avenida Chacabuco.

Reconocimiento

Esta medida solicitada por el juez instructor se ratificaría a través de un cotejo con imágenes digitalizadas e impresas del sospechoso. Cabe señalar que el menor de 17 años, aún en estado crítico pudo describirlo al detalle y aportar los datos suficiente para la elaboración de un identikit, que se sumó a otros testimonios y evidencias que decantaron en la aprehensión del ahora imputado.

Hasta el momento, tampoco el detenido podría desligarse de haber escondido la camioneta con la que fueron colisionados los jóvenes.

Lo habría hecho en la casa de avenida Zapiola casi Quaranta, no muy distante del punto donde fue liberada la joven (Zapiola y calle 148), ya que el cuidador del inmueble lo indicó como el responsable de guardarla allí pocas horas después de la agresión denunciada a la seccional Séptima a las 21.30 del día del hecho.

Al respecto también vale recordar que un chapista prestó declaración y admitió que reparó los daños de la camioneta Toyota Hilux blanca, el martes 25 de septiembre, un día antes de ser descubierta por los investigadores policiales oculta en la vivienda mencionada.

Relató que el vehículo doble cabina llegó hasta su taller en el barrio San Gerardo, también en la zona oeste de Posadas, conducido por el empresario y que entre las labores que le encomendó reparó dos abolladuras sobre el capot cerca del lateral derecho, como también soldaduras internas en la parrilla y colocó en su lugar la óptica derecha delantera.

También confirmó que el deflector plástico del capot de la Toyota estaba roto y que el mismo propietario le pidió que lo sacara por completo y aseguró que lo iba a comprar más adelante para reponerlo. La reparación la finalizó el mismo día y fue retirado luego por el mismo hombre.