Fonseca admitió que analiza pedir al Comité Nacional que intervenga

El concejal dijo que, primero, se agotarán todas las instancias de apelación para evitar realizar internas. El plan B es acudir a la Nación para que destrabe la situación.

02/04/2019 08:02

El presidente del Comité Provincial de la Unión Cívica Radical, Francisco Fonseca, reiteró ayer que el partido apelará hasta la última instancia judicial para evitar cumplir con la orden que le dio el Tribunal Electoral de Misiones de realizar elecciones internas para designar a sus candidatos.

En caso que no tengan resultados positivos, la última opción será solicitar la intervención del Comité Nacional, que integra el Gobierno nacional de Cambiemos junto con el PRO, para buscar alguna salida “política” a la cuestión.

También dijo que se podría acudir a la “justicia electoral nacional” porque calificó de “inentendible” el fallo del Tribunal que consideró como “una intromisión en la vida interna del partido político”.

Es que hasta el año pasado la UCR usaba el mecanismo de elecciones internas para designar a sus candidatos pero en la Convención del pasado 16 de diciembre se modificó esa norma que figura en la Carta Orgánica partidaria y se decidió que ya no sean las internas el mecanismo. Ahora el

Comité Provincia propone una lista, por consenso o por votación de la cúpula, y luego la Convención Provincial la acepta o rechaza.
Algunos correligionarios cuestionaron que la Convención haya modificado la Carta Orgánica y haya dejado afuera de la decisión a los afiliados partidarios.

El Tribunal Electoral lo que hizo fue recoger este reclamo de los radicales que pretenden seguir eligiendo a sus autoridades por el voto directo. El organismo electoral admitió la inscripción de la UCR en el frente “Juntos por el Cambio”, junto al puertismo, el PRO y la Coalición Cívica, pero le dijo que debe definir sus candidatos por internas.

El principal problema que ahora tiene el radicalismo es el plazo, porque el 23 de abril vence la inscripción de candidatos provinciales para las elecciones del 2 de junio. Pero al margen de ésto, esta conducción del radicalismo viene evadiendo las elecciones internas desde el año pasado, cuando se debió renovar la conducción.

En la convocatoria a internas para cargos partidarios, la junta electoral decidió “bajar” a las dos listas opositoras y consagrar a Martín Arjol como presidente.

La justicia, por pedido de afiliados, investigó esta maniobra y encontró irregularidades, ordenándole al partido que vuelva a convocar a internas. Pero, igual que ahora, el Comité apeló esa decisión, y prorrogó a Fonseca en la presidencia.

Fonseca dijo ayer en Radio República que sólo al radicalismo se le exigió realizar internas mientras que los otros partidos y frentes definieron sus candidaturas por consenso y no tuvieron la misma exigencia. Lo que Fonseca no aclaró es que los otros partidos no modificaron su Carta Orgánica para evitar las internas.

Para el concejal y presidente del Comité, hay una “clara intencionalidad política”. Por otra parte afirmó que la justicia no puede decir como un partido tiene que escoger a sus candidatos.

Por último, reveló las conversaciones con el partido nacional o la posibilidad de acudir a la Justicia Federal Electoral para evitar “proscripciones”.
Fonseca dijo no desear medidas extremas, sin embargo prometió llegar hasta las últimas consecuencias. El partido ya presentó la apelación al Superior Tribunal de Justicia y ahora se espera la respuesta.