Universitarios criticaron al Grupo Z por no habilitar el Boleto Educativo Gratuito

Muchos estudiantes tienen que presentarse a rendir finales o presenciar cursillos antes de la fecha marcada para que entre en vigencia el BEG, el 11 de marzo. Cuestionaron al monopolio empresarial por su “voracidad para recaudar”.

18/02/2019 07:38

El conflicto entre los estudiantes universitarios y el monopolio del transporte, Grupo Z, se reitera en cada inicio del calendario académico, tanto a principio de año como en el regreso a las actividades luego del receso invernal. La fecha que se oficializó para que comience a aplicarse el beneficio del Boleto Educativo Gratuito (BEG) prefirió ignorar a la gran cantidad de alumnos, que deben presentarse en las casas académicas por las mesas de exámenes o para presenciar los cursillos.

El pasado martes el gobernador Hugo Passalacqua anunció la puesta en marcha del BEG para el ciclo lectivo 2019. Así, el programa que garantiza el acceso sin costo al transporte público a los estudiantes de todos los niveles educativos en Misiones durante el período escolar, entrará en vigencia el 11 de marzo para los niveles Inicial, Primario, Primario de adultos, Secundario y Universitario. En tanto que para los Terciarios No Universitarios funcionará a partir del 25 de marzo.

Esta decisión no tuvo en cuenta, por ejemplo, que en la Facultad de Ciencias Económicas, según su calendario académico, el ciclo de nivelación inició el martes 5 de este mes y los exámenes finales desde el jueves 7. Por su parte, en el edificio de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales, el cursillo de ingreso presencial comenzó el pasado lunes 11. Mientras que en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales las mesas examinadoras arrancan el lunes 18.

Esto representa una gran cantidad de estudiantes que deben utilizar el servicio del transporte para llegar hasta sus facultades. Los mismos se ven obligados a pagar el valor del boleto único, $20 con SUBE o $28 sin la tarjeta, debido a que no se encuentra en vigencia el BEG.

En diálogo con PRIMERA EDICIÓN, el presidente del Centro de Estudiantes de Humanidades, Cristian Ariel Ferreira, señaló: “Estamos trabajando en conjunto con la gente de Ciencias Exactas y Económicas para encontrar una solución a este problema. Creemos que básicamente es una cuestión de interpretación, según está dispuesto en la normativa, se tiene que disponer el Boleto Educativo Gratuito cuando hay actividades de aula. El problema es que no consideran como actividad áulica a las mesas de exámenes”.

Al mismo tiempo valoró que “en la ciudad de Eldorado los universitarios consiguieron un descuento. Nosotros presentamos en Posadas una nota similar, en el mismo momento que ellos. Los estudiantes de Eldorado tienen que pagar durante estos días un 50% menos de la tarifa, pero nosotros todavía no tuvimos ninguna respuesta ni de la Municipalidad ni de las empresas”.

“Si no se nos otorga ni siquiera un descuento para lo que queda de febrero tendremos que optar por alguna medida de fuerza para reclamar. Falta definir eso”, anticipó.

Consultados por este Diario, varios universitarios también remarcaron su malestar por la situación. “Las empresas de colectivo hacen lo que quieren siempre. En enero disminuyeron sus frecuencias porque dijeron que había menos gente en la ciudad, la Municipalidad nunca los sancionó por eso, pero no son capaces de tener alguna consideración con los estudiantes en estas fechas especiales”, dijo Lázaro M. en la Facultad de Humanidades.

Si las empresas no quieren dejar de facturar al menos que brinden un descuento a los universitarios. Hay chicos que tienen que movilizarse mucho para buscar apuntes, juntarse a estudiar y presentarse a los exámenes, con todos los nervios que eso implica, y encima tenemos que pagar un precio tan elevado del boleto”, consideró Guillermina Neris, estudiante de Comunicación Social.

Mientras que G. López, de la carrera de Bioquímica, expresó: “Los empresarios son muy voraces. No tienen consideración por nada. Los que usan el servicio de transporte público son los sectores más desfavorecidos, los que menos dinero tienen, los trabajadores más explotados que no cuentan con movilidad propia y los estudiantes. De igual manera tratan de exprimir todo el dinero que pueden a estos usuarios”.

Desde Ciencias Económicas, Lisandro V. comentó: “Algunos no tenemos ni para pagar el alquiler o comprar la comida, pero eso a los empresarios del transporte no les importa, solamente quieren sacar cada vez más dinero. Además tampoco se ven mejoras en el servicio como para, al menos, pensar que están invirtiendo en algo que vuelva al usuario”.

Sumándose a los reclamos, varios usuarios optaron por usar las redes sociales para dejar sus comentarios en las páginas oficiales del BEG.

Allí, Alejandra Lukowski señaló: “Los institutos terciarios y las universidades necesitan tener el boleto gratuito mucho antes de las fechas propuestas. Los chicos se mueven para rendir y estudiar. Es injusto”.

En tanto que Sol Rojas cuestionó que “no es compromiso con la educación habilitar el boleto un mes tarde. Los cursillos de inicio ya comenzaron y otros alumnos empezaron a rendir”.

“¿Qué hacemos mientras rendimos y hacemos cursillos”, preguntó Ezequiel Aguirre y añadió: “Algunos tenemos que gastar 120 pesos por día”.

Por su parte Leti Galeano manifestó: “Soy estudiante del interior, empiezo a cursar el 26 de este mes, tengo que esperar casi un mes para tener el beneficio. Mientras, ¿Qué hacemos? No se puede esperar tanto para un beneficio que es para ayudar a los estudiantes. Deberían replantear las fechas”.

“El nivel Universitario ya inició, mientras tanto los que no tienen para el boleto y tienen que rendir o hacer el cursillo que se jodan”, opinó T. Anderle.

Y Cintia Bubans criticó que “un monopolio jamás se comprometerá con ningún derecho”.