Fachinal: el destituido José Aguirre se atrincheró en la Municipalidad

Luego de que durante esta mañana fuera suspendido y destituido por unanimidad, el intendente José Aguirre impidió el acceso de su reemplazante al edificio comunal, donde permanece tras haber realizado una denuncia.

06/12/2018 20:12


La presentación realizada por Aguirre sostiene que la sustitución que plantearon los ediles “contradice lo que establece el artículo 144 de la Ley XV, Nº 5, la cual reza que ‘la destitución sólo se hará eectiva una vez confirmada por el Superior Tribunal de Justicia o vencido el plazo para la apelación pertinente”.

Además, advierte que al haber tomado juramento al concejal Benítez como su reemplazante “todos los firmantes de la Resolución Nº 13/18” incurrirían “en la posible comisión del delito de mal desempeño como funcionario público, previsto en el art. 248 del C.P.A” y que la “pretensión” del concejal Benítez “de asumir la intendencia de forma inmediata encuadraría en una aparente usurpación de cargo”.

A su vez, en diálogo con Primera Plana de FM Santa María de las Misiones, el alcalde interino Miguel Ángel Benítez, comentó la situación que por estas horas se vive en la comuna. Al respecto dijo que cuando quiso asumir el cargo, Aguirre les “cerró las puertas” y les dijo que “no iba a entregar el edificio municipal e iba a apelar al Superior Tribunal”.

 

Pasos de la investigación

Cabe recordar que en la comuna se conformó una Comisión Investigadora para determinar si el intendente incurrió en irregularidades durante su gestión. El órgano culminó su labor y presentó un informe final, el cual fue aprobado por unanimidad en el Concejo Deliberante local.

Entre los 20 cargos que se le imputan al alcalde se encuentran los de presentar fuera de término las rendiciones de los Ejercicios 2015, 2016 y 2017, motivo por las que se aplicaron sanciones por parte del Tribunal de Cuentas de la Provincia, tanto a Aguirre como al tesorero (Christian Rafael Aguirre) y al contador municipal (Gualterio Jahn), y por las cuales incluso se presentó una denuncia ante el Juzgado de Instrucción Nº 6. Además, se acusó al intendente de inasistencias injustificadas y por falta de presentación de informes requeridos, en al menos cuatro oportunidades.

Asimismo, se lo imputa de haber transgredido lo estipulado por la Ley Orgánica de Municipalidades al haber compensado partidas presupuestarias sin autorización del presidente del Concejo Deliberante.

A esto se le sumó además, una denuncia penal por posible comisión del delito de falsificación de documento público en concurso real con malversación de caudales públicos.

“Gracias a todas las pruebas que se encontraron en la Comisión Investigadora de las faltas que tuvo el Ejecutivo, se aprobó por mayoría absoluta la destitución del intendente y se votó también la suspensión por lo que me corresponde asumir como intendente de la localidad”, señaló Miguel Benítez, quien juró ayer en el cargo y permanece a la espera de la entrega del mando por parte de Aguirre. Es que el intendente tiene cinco días hábiles para realizar su descargo y apelar la destitución ante el Superior Tribunal de Justicia, si esto no se realiza la medida se hará efectiva automáticamente, según establece el artículo 144 de la Ley XV-N° 5 (Antes Ley Nro. 257).

“Una de las causas principales para pedir su destitución fue que no queremos ser cómplices, demasiadas irregularidades detectamos las cuales incluso ya vienen de su gestión anterior y por las cuales ya fue destituido”, sentenció Benítez.