Acusada de ser falsa gestora del IPRODHA terminó presa

Hay denuncias y varios testimonios de cómo era el supuesto ardid.

05/12/2018 12:12


IGUAL LA UBICARON. La sospechosa se había mudado de domicilio.

Fue detenida en las últimas horas una mujer de 49 años acusada de ser falsa gestora del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha). Los efectivos comenzaron la pesquisa tras tomar conocimiento de hechos denunciados en las redes sociales y en distintos sitios web, sobre una persona que utilizaba sus influencias para adjudicar viviendas, cobrando a cambio una suma de dinero.

Personal de la minibrigada y de la comisaría Decimoquinta obtuvieron datos certeros de que en un inquilinato del barrio Sur Argentino se hospedaría una sospechosa. Orden judicial mediante, ayer a las 11.30 y luego de una semana de tareas de investigación se logró ubicar a la supuesta falsa gestora, quien fue detenida. Ahora deberá responder ante la Justicia por denuncias penales en su contra por estafa. Según la Policía, en base a la información que se viralizó en Internet, serían varios los damnificados por su supuesto accionar delictivo.

Una de las damnificadas y que figura como denunciante habría detallado que “con el mismo verso de que nos iban a entregar una casa existen entre 20 a 24 estafados por la misma persona” y que “los montos que pedía para el trámite iban variando, en algunos casos, 7 mil pesos y había que presentarle a ella carpetas certificadas por la Policía y 2.500 pesos”.

La promesa era que a través de sus contactos, en Cámara de Representantes y por su posición política podía conseguirnos las viviendas en Itaembé Miní, pero que si bien tenían dueño, esos intentaron alquilar o vender y que algunos no pagaban. Por esos motivos les iban a sacar las casas e iban a hacer reintegradas”, explicó la denunciante.

“Citaba a las personas para que les entreguen las carpetas en el Palacio de Justicia, nos decía ‘cuando haya novedades me contacto con ustedes’, pero siempre se cancelaba. Investigamos y saltó que no tiene nada que ver con Iprodha, cuando la buscamos resulta que se había mudado”, agregó otra de las damnificadas.

Trascendió que la misma sería oriunda de Puerto Esperanza y fue allí donde contactó a varias personas que habrían resultado víctimas del supuesto ardid.